Espacio

De la ISS a tu sala: La batería que vagó tres años por el espacio y que al caer perforó una casa en Florida

Nadie está a salvo...

Basura espacial que cayó de la ISS | @Alejandro0tero + Composición

La Estación Espacial Internacional (ISS) orbita la Tierra sirviendo como un laboratorio científico avanzado desde 1998. Se trata de una estructura que se ensambló gracias a la colaboración de múltiples países, incluyendo Estados Unidos, Rusia y Japón, y que constantemente alberga a más de una decena de astronautas de diferentes naciones. Y si bien mantiene un bajo perfil, lo cierto es que la ISS no ha estado exenta de incidentes. Por ejemplo, en 2021 un pequeño módulo de investigación ruso, Nauka, experimentó problemas tras su acoplamiento, lo que provocó que la estación girara incontrolablemente por unos minutos. Claro que ese problema no le hizo daño a nada ni a nadie, en comparación al caso que revisaremos ahora.

Y es que hace menos de un mes la ciudad de Naples, Florida, en Estados Unidos, se vio conmocionada por la caída de un objeto volador desde el cielo. Se trataba ni más ni menos que de una batería proveniente de la Estación Espacial Internacional, cuyo impacto perforó un hogar de dos pisos, cruzando desde el techo hasta el suelo antes de detenerse.

La batería que impactó a un hogar de Florida

Para el caso, la NASA escuchó el reclamo de Alejandro Otero, ciudadano de Naples que comunicó en su cuenta de X, red social antes conocida como Twitter, fotografías del evento junto a un pequeño párrafo explicando lo que había pasado.

“¿Podrían ayudarme a conseguir que la NASA se conecte conmigo? He dejado mensajes y correos electrónicos sin respuesta”, decía su tuit.

Si bien aún no se comprometen a compensar los daños causados en la residencia de Otero, un análisis inicial dio a conocer que el objeto - no identificado hasta ese momento - era más bien una batería del tamaño de un teléfono celular que fue descartada hace tres años por una nave de carga japonesa y que era parte de las operaciones rutinarias de la Estación Espacial Internacional.

Según los trascendidos, el accidente fue capturado por una cámara de seguridad el 8 de marzo a las 14:34 hora local. Ahí se puede notar un fuerte estruendo en la vivienda, y que afortunadamente no dejó víctimas pero sí un gran daño estructural.

La batería había estado orbitando la Tierra durante tres años, vagando por el espacio exterior después de que se cancelara su retorno programado a nuestro planeta en 2021. Y, desafiando las estadísticas, cayó sobre una propiedad privada y no al mar, como era lo más probable.

Con todo, aún no está claro si la NASA o la agencia espacial japonesa asumirán los gastos de reparación del hogar de Otero. Sin duda existen peligros potenciales asociados con la basura espacial, como sus impredecibles trayectorias de reentrada a la Tierra o su impacto al cruzar la atmósfera, problemas que tal vez se podrían evitar antes de que sucedan.

Tags

Lo Último


Te recomendamos