Espacio

Así se ve el primer plano de una galaxia a 52 millones de años luz de distancia, captada en una foto del Hubble de la NASA

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA sigue vigente explorando los rincones más profundos del Universo.

Galaxia Doc Emmet Brown
Galaxia Doc Emmet Brown

Muchos pensaron que con la llegada del Telescopio Espacial James Webb, el Hubble iba a quedar distanciado de las exploraciones espaciales. Pero la realidad es que le queda mucha vida por delante. Esta impresionante foto que capta en primer plano, de una galaxia a 52 millones de años luz de distancia, es una de las pruebas más certeras de lo mucho que le queda a esta herramienta de la NASA y la ESA.

PUBLICIDAD

De hecho, si a los científicos se les ocurre sacarlo de la órbita, dentro de sus bancos de información hay una impresionante cantidad de datos por procesar en los que hay datos que seguramente esconden misterios de las profundidades del Universo. Así que no matemos al Hubble por la llegada de una herramienta que obviamente es mejor. El otro telescopio espacial llegó para complementar a su viejo compañero.

La galaxia que el Hubble logra fotografiar en primer plano se llama LEDA 42160. Se trata de una región a 52 millones de años luz de la Tierra en las zonas de la constelación de Virgo.

Es catalogada como una de las galaxias enanas y tiene como característica principal que se abre paso (sigue creciendo) por intermedio de gas denso que atraviesan los cúmulos de galaxias pequeñas de Virgo. “La presión ejercida por este gas intergaláctico, conocida como presión de ariete, tiene efectos dramáticos en la formación de estrellas en LEDA 42160″, informa la NASA en una reseña de su sitio oficial.

LEDA 42160. Foto: NASA / ESA
LEDA 42160. Foto: NASA / ESA

“El gas y el polvo que impregna el espacio ejercen presión sobre una galaxia a medida que se mueve. Esta resistencia, llamada presión de ariete, puede despojar a una galaxia de su gas y polvo formadores de estrellas, reduciendo o incluso deteniendo la creación de nuevas estrellas. Sin embargo, la presión del ariete también puede comprimir el gas en la galaxia, lo que puede impulsar la formación de estrellas”, añade la agencia espacial en su portal.

Con esta imagen, la NASA y sus socios científicos estudian el extraño comportamiento de este tipo de regiones y su influencia en la formación de galaxias pequeñas, que luego de ser sometidas a la presión de gas mencionada, se pueden transformar en galaxias más grandes capaces de crear estrellas masivas de mayor tamaño que nuestro Sol.

Tags

Lo Último