Espacio

El espacio se está convirtiendo en el nuevo Silicon Valley: Millonarios y empresas toman la delantera

El espacio se está convirtiendo en el nuevo Silicon Valley.

Los avances de la tecnología han permitido que la NASA y la ESA conozcan cada vez más sobre el espacio exterior. Y eso, sumado a grandes sumas de dinero, ha permitido que los empresarios estén en la misma sintonía.

Con un valor estimado de 470 mil millones de dólares en 2021, la economía del espacio es un sector emergente que se proyecta sólo ir en alza hasta por lo menos el 2040

Y claro, estas empresas no han surgido de la noche a la mañana. De hecho, la NASA ha estado jugando un papel trascendental al impulsar a las empresas privadas hacia la conquista de la órbita baja terrestre (LEO) y más allá.

Blue Origin es la empresa encargada de liderar el siguiente viaje a la Luna de la NASA

La segunda carrera por el espacio

El ejemplo más reciente es el de la compañía de Elon Musk, SpaceX, que dijo presente en el reciente lanzamiento de la misión Odysseus de Intuitive Machines a bordo de un cohete Falcon 9.

Dicha misión aterrizó en el polo sur de la Luna y significó el regreso de Estados Unidos a nuestro satélite natural después de varias décadas sin éxitos.

Empresas como SpaceX y Blue Origin, también cuentan con iniciativas relacionadas a satélites como starlink y el Proyecto Kuiper de Amazon, respectivamente.

Aquello ocurre porque también el modelo de negocio en el espacio evoluciona. Antes las empresas dependían de agencias espaciales para lanzar sus satélites y ahora sólo necesitan las ganas y el equipo.

De hecho, compañías como SpaceX ofrecen servicios de lanzamiento directamente a otras empresas y a la misma NASA, que ahora subcontrata el envío de astronautas a la Estación Espacial Internacional.

¿Qué sigue?

La reducción de costes en los lanzamientos espaciales, impulsada por la reutilización de cohetes y la miniaturización de la tecnología, ha sido fundamental para democratizar el acceso al espacio.

Estos avances permiten una mayor frecuencia de misiones y la inclusión de múltiples satélites en un solo lanzamiento, abriendo nuevas posibilidades para la exploración y explotación espacial.

En ese contexto, se anticipa que las futuras estaciones espaciales privadas servirán para fines comerciales y para facilitar investigaciones y el desarrollo de nuevas tecnologías. Será como un Silicon Valley pero en el espacio.

Cabe mencionar que la decisión de la NASA de externalizar la exploración del espacio se debe a su necesidad de canalizar sus recursos para dedicarse objetivos más ambiciosos, como el regreso a la Luna y la exploración del sistema solar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos