Espacio

Telescopio Espacial James Webb encuentra más de 500 objetos extraños que emiten señales y desafían las teorías científicas

No orbitan a ninguna estrella. Se encuentran esparcidos por el universo y emiten señales de radio inexplicables.

Galaxias distantes captadas por el telescopio Webb NASA (Sebastian Carrasco)

El universo es tan inmenso como misterioso para los científicos que se encargan de explorarlo a diario. A pesar de haber descubierto muchísimos de sus secretos, aún quedan millones de fenómenos escondidos. Uno que tiene consternados a los expertos, desafía cualquier teoría antes registrada por la astrofísica o astronomía.

PUBLICIDAD

Con datos del Telescopio Espacial James Webb, científicos detectaron más de 500 objetos que, en principio serían planetarios. Situados en la Nebulosa de Orión, estos cuerpos deambulan por el universo sin estar relacionados gravitacionalmente a una estrella masiva.

Pero lo más sorprendente es que algunos de estos cuerpos enigmáticos emiten señales de radio que nadie puede explicar. Los datos encontrados fueron publicados en la revista The Astrophysical Journal, según reseña DW.

Los primeros indicios de este descubrimiento arrojan que al menos unos 80 de estos cuerpos se orbitan entre sí, es decir sistemas binarios de planetas. Registran tamaños similares a los de Júpiter.

La comunidad científica califica a estos cuerpos con el término JUMBO, que es el desglose en español para Objetos Binarios de Masa de Júpiter. No son concretamente planetas, ya que como no orbitan una estrella les están buscando una clasificación especial, una vez que se tenga más información de ellos.

El medio citado informa que algunos científicos dicen que los JUMBO no son planetas, sino unos objetos que llaman enanas marrones o estrellas fallidas del universo.

“La existencia de estas amplias binarias de masa planetaria flotantes fue inesperada en nuestras teorías actuales de formación de estrellas y planetas”, dicen los expertos sobre estos cuerpos universales.

En cuanto a las señales que emiten, por ahora se podría explicar en su tamaño, similar al de Júpiter. Los cuerpos masivos como nuestro gigante gaseoso emiten señales de radio similares (millones de veces más poderosas) a las de frecuencia modulada.

Entonces, que uno de estos detectados suelte esa información es productivo para la ciencia espacial, ya que estas ondas podrían dar mucha más información sobre su composición.

Tags

Lo Último