Espacio

Científicos consternados tras hallar una galaxia similar a la nuestra a más de 11 mil millones de años de distancia

Una galaxia de este estilo no debería existir en las regiones cercanas al Big Bang. La encontraron con el Telescopio Espacial James Webb.

Las teorías sobre la existencia en el universo indican que las galaxias como la Vía Láctea se comenzaron a formar entre los 7 mil millones y 8 mil millones de años después del Big Bang, evento que habría ocurrido hace 13.800 millones de años.

Es por eso que resulta realmente sorprendente que se haya encontrado una galaxia tan desarrollada como la nuestra, a una distancia de más de 11 mil millones de años luz de distancia. Cambia por completo la percepción de como se comprende la formación del universo.

Y por supuesto abre la posibilidad de la existencia de la vida y la civilización avanzada en el universo temprano. Todo se logró gracias al impresionante alcance del Telescopio Espacial James Webb.

La galaxia en cuestión se llama Ceers-2112, y se encuentra específicamente a 11.700 millones de años luz de la Tierra. El hallazgo lo hizo un equipo de astrofísicos liderados por Luca Costantin, investigador del Centro de Astrobiología (CAB, INTA-CSIC) y autor de principal de un estudio que se publica en Nature, según reseña la Agencia SINC.

“Va en contra de lo esperado, este nuevo descubrimiento revela que ya existían galaxias similares a la Vía Láctea hace 11.700 millones de años, cuando el universo tenía solo un 15 % de la edad actual”, dice el equipo de Costantin en su informe.

Ceers-2112 es similar a la Vía Láctea en muchos aspectos. Tiene una estructura espiral barrada, una masa similar y una composición química muy parecida. Esto sugiere que la Vía Láctea podría haberse parecido a Ceers-2112 en sus primeros años.

El descubrimiento de Ceers-2112 es importante porque proporciona nuevas pistas sobre la formación y evolución de las galaxias espirales. La galaxia es un testimonio de la rapidez con la que se formaron las galaxias en el universo temprano.

Su tamaño, con un diámetro de unos 200.000 años luz, aproximadamente el doble de la Vía Láctea. Su composición química principalmente está hecha de hidrógeno y helio, con una pequeña cantidad de elementos más pesados.

Mientras que su estructura es la de espiral barrada, con una barra de estrellas y gas que atraviesa su centro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos