Espacio

Científicos confirman que el primer agujero negro del que se tienen registros fotográficos está girando

La masa del agujero negro es 6.500 millones de veces mayor que nuestro Sol.

Imagen referencial de un agujero negro.
Agujero negro Imagen referencial. (Unsplash)

Los científicos han confirmado que el primer agujero negro de la historia, el que la humanidad fotografió en la galaxia M87, está girando. Este emocionante hallazgo se basa en 22 años de observaciones detalladas recopiladas por más de 20 telescopios en todo el mundo.

PUBLICIDAD

El equipo de investigación, liderado por el Dr. Cui Yuzhu de China, ha proporcionado lo que se considera “evidencia inequívoca” de que los agujeros negros son objetos giratorios.

De acuerdo con Engadget, este agujero negro en particular, que se encuentra en el corazón de la galaxia M87, es asombrosamente masivo, con una masa 6.500 millones de veces mayor que nuestro Sol. Los agujeros negros son conocidos por su atracción gravitacional masiva, que devora grandes cantidades de gas y polvo. Sin embargo, parte de las partículas que no son absorbidas son expulsadas y se mueven a velocidades cercanas a la luz, creando lo que se conoce como chorros.

Hacia arriba... y hacia abajo

Las observaciones han revelado que el chorro de este agujero negro oscila hacia arriba y hacia abajo en un ciclo recurrente de 11 años, de acuerdo con las predicciones de la Teoría General de la Relatividad de Einstein. Pero, ¿qué causa esta oscilación?

Yuzhu Cui et al. 2023, Laboratorio Intouchable@Openverse y Laboratorio Zhejiang
Yuzhu Cui et al. 2023, Laboratorio Intouchable@Openverse y Laboratorio Zhejiang

Los científíficos sugieren que el eje de giro del agujero negro no está perfectamente alineado con el eje de rotación de su disco de acreción, una estructura en forma de disco que rodea a los agujeros negros y está compuesta por material que se espiraliza gradualmente hacia el agujero. Esta desalineación genera un efecto en el espacio-tiempo circundante, conocido como “frame-dragging”, que afecta el movimiento de los objetos cercanos.

Este hallazgo no solo mejora nuestra comprensión de los agujeros negros y la misteriosa región del espacio-tiempo que los rodea, sino que también respalda una vez más las predicciones de la Teoría de la Relatividad de Einstein. Sin embargo, los científicos aún están trabajando para determinar el tamaño del disco de acreción de M87 y la velocidad de rotación de su agujero negro, lo que requerirá más observación y análisis en el futuro.

Tags

Lo Último