Espacio

Así es LHS 475 b, el primer exoplaneta que descubre el Telescopio Espacial James Webb y que podría ser habitable

Es un mundo rocos que está a 40 años luz de la Tierra.

La llegada del Telescopio Espacial James Webb nos brinda una mirada mucho más profunda de los maravillosos misterios que esconde el universo. Ni bien comenzó a funcionar, el observatorio orbital de la NASA, ESA, JAXA y Agencia Espacial Canadiense comenzó a descubrir secretos de nuestro Sistema Solar, galaxias y mucho más allá.

Los exoplanetas, elemento muy en cuenta por los científicos que se dedican a la exploración espacial, también recibieron atención de parte del Telescopio Espacial James Webb. El primero de todos los que ha descubierto se llama LHS 475 b.

Se trata de un planeta rocoso que orbita una estrella enana roja a unos 40 años luz de la Tierra. El planeta fue descubierto gracias a las observaciones del instrumento MIRI (Mid-Infrared Instrument) del telescopio Webb.

Recomendados

LHS 475 b tiene un radio aproximadamente un 99 % del de la Tierra y una masa de unas 2,5 veces la de la Tierra. El planeta completa una órbita alrededor de su estrella en solo dos días.

Las observaciones del telescopio Webb sugieren que LHS 475 b no tiene una atmósfera significativa. Esto significa que el planeta es probablemente demasiado caliente para albergar vida tal como la conocemos, dice la NASA según una reseña de BBC Mundo. Sin embargo, el planeta podría ser un buen lugar para buscar vida extraterrestre en formas que no conocemos.

LHS 475 b es un descubrimiento importante porque es el primer exoplaneta descubierto por el Telescopio Espacial James Webb.

Esta maravillosa herramienta es un observatorio de infrarrojos de última generación que está diseñado para estudiar el universo en todo su espectro. El descubrimiento de LHS 475 b demuestra que el telescopio Webb es capaz de detectar exoplanetas, lo que lo convierte en una herramienta valiosa para la búsqueda de vida extraterrestre.

LHS 475 b
Tags

Lo Último


Te recomendamos