Espacio

Misión APEP: la NASA trabaja en un experimento que solo podrá realizar durante el eclipse del 14 de octubre

Tres cohetes serán los protagonistas de la misión.

Eclipse

El próximo 14 de octubre, el continente americano será testigo de un eclipse solar anular que oscurecerá el cielo de manera espectacular. Mientras la mayoría de las personas estarán mirando hacia arriba para presenciar el impresionante anillo de fuego, un grupo de científicos de la NASA estará enfocado en monitorear la trayectoria de tres cohetes.

La misión, denominada APEP (Perturbaciones Atmosféricas Alrededor de la Trayectoria del Eclipse, por sus siglas en inglés), consiste en el lanzamiento de tres cohetes hacia diferentes regiones específicas del cielo durante el eclipse solar. Una vez en la ionósfera, cada cohete desplegará cuatro instrumentos diseñados para medir cambios eléctricos, magnéticos, de densidad y temperatura en esta capa de la atmósfera.

Estos datos constituirán las primeras mediciones simultáneas tomadas desde múltiples ubicaciones en la ionósfera durante un eclipse solar. Además, esta ocasión única ofrece la oportunidad perfecta para estudiar la ionósfera durante la conjunción entre el Sol y la Luna.

Recomendados

La clave de la ionósfera

Como explica Wired, la ionósfera, una región de la atmósfera terrestre, se llama así debido a que la radiación solar ultravioleta extrae electrones de los átomos del aire, creando una capa de iones y electrones que rodea la Tierra. Estas partículas altamente energéticas interactúan con el campo magnético de la Tierra y desempeñan un papel fundamental en las telecomunicaciones, permitiendo que las ondas de radio se propaguen a largas distancias.

Misión APEP

Durante un eclipse solar, un pequeño círculo de la atmósfera deja de recibir radiación solar directa, lo que causa fluctuaciones en la ionósfera. La sombra de este eclipse de 2023, conocida como anteumbra, cruzará el oeste de Estados Unidos, el sur de México, varios países de Centroamérica, Colombia y el este de Brasil. En otras partes de América, en la zona de penumbra, se observará un eclipse parcial de Sol.

Aroh Barjatya, profesor de ingeniería física y líder del proyecto APEP, comparó la ionósfera con un estanque tranquilo y el eclipse con una lancha a motor que atraviesa el agua, creando una estela y perturbaciones. Estudiar estos efectos es crucial a medida que la sociedad depende cada vez más de los recursos espaciales y la comunicación a través de satélites.

Los cohetes APEP se utilizarán nuevamente en el próximo eclipse total de Sol en 2024, previsto para América del Norte.

Tags

Lo Último


Te recomendamos