Espacio

Aleksei Leonov, el primer caminante espacial: “Pude haber golpeado mi casco contra la nave...”

Un momento tremendo en la historia de la exploración espacial.

Aleksei Leonov en su caminata espacial

El 18 de marzo de 1965 es una fecha clave para la exploración del espacio. Ese día, el soviético Aleksei Leonov se convirtió en el primer caminante espacial.

El piloto e ingeniero puso su vida en riesgo, abriendo las puertas a centenares de cosmonautas, astronautas y taikonautas que, con el pasar del tiempo, realizaron varias EVAs, o actividades extra vehiculares.

Aleksei Leonov

Nacido el 30 de mayo de 1934 en Listvianka, antigua Unión Soviética, Leonov se graduó en 1955 en la Escuela de Aviación Militar de Stalingrado, convirtiéndose en piloto de pruebas. En 1960 fue seleccionado para formar parte del primer grupo de cosmonautas soviéticos.

Recomendados

El momento de gloria de Aleksei Leonov como caminante espacial

En su primer vuelo espacial, a bordo de la nave Voskhod 2, Leonov salió de la nave y realizó un paseo espacial de 20 minutos.

Durante ese momento, el cosmonauta se desprendió de la nave y flotó libremente en el espacio, a una distancia de 5,3 kilómetros de la Tierra.

Contaría luego su experiencia para El Correo de la UNESCO: “Debajo de mí se movía a su vez nuestro planeta, color azul cielo. Visto desde el cosmos, no parecía redondo sino completamente chato, como un gigantesco mapa en relieve. Únicamente la curva del horizonte atestiguaba la redondez de la Tierra”.

“De repente”, narra Leonov, “se abrió la puerta exterior de la esclusa. Un haz enceguecedor de luz solar invadió la pequeña cámara. La luz era tan fuerte y tan brillante que parecía que alguien estuviera soldando algo fuera con una lámpara de acetileno”.

El cosmonauta se encontró en plena rotación al momento de salir de la nave, sin nada que pudiera detenerlo. Finalmente, se dejó llevar hasta que se quedó quieto, flotando.

Aleksei Leonov en su caminata espacial

Pero al momento de quitar el obturador de la cámara que filmaría todos sus movimientos, algo sucedió.

“Tiré de la driza para avanzar, y debo haberlo hecho con demasiada fuerza, porque de repente, vi que la nave se me venía encima y me vi obligado a protegerme con las manos”, señala Leonov. “Podía haber golpeado mi casco hermético contra la nave y por eso fue que, extendiendo los brazos, logré amortizar el choque, le cual demuestra que una vez que el hombre se ha adaptado a las condiciones reinantes en el espacio cósmico, puede moverse de manera coordinada y precisa”.

No obstante, el cosmonauta dice que nunca sintió miedo. “Cada vez (que le preguntan) he tenido que responder sinceramente que no”.

Otro episodio histórico para el cosmonauta soviético

Leonov realizó un segundo vuelo espacial en 1975, a bordo de la nave Soyuz 19. En esta misión, el soviético y el astronauta estadounidense Charles Duke se convirtieron en los primeros hombres en realizar un acoplamiento entre naves espaciales de dos países diferentes, en la famosa misión Apolo - Soyuz.

El cosmonauta se retiró de la Fuerza Aérea Soviética en 1991 y de la cosmonáutica en 1995. Murió el 11 de octubre de 2019 en Moscú, a la edad de 85 años.

Tags

Lo Último


Te recomendamos