Espacio

Científicos revelan el plan para un hipertelescopio gigante en la Luna, que parece sacado de Star Wars

Se parece un poco a la Base Starkiller.

Base Starkiller
Base Starkiller

La imagen que abre esta publicación es la Base Starkiller de Star Wars, una base militar ubicada en el planeta helado Ilum ubicado en las Regiones Desconocidas, que sirvió como fortaleza de la Primera Orden 30 años después de la Batalla de Endor. Muy parecido a la base es este hipertelescopio que planean desarrollar científicos en la Tierra y para la Luna. Sí, en la vida real.

PUBLICIDAD

La exploración del espacio y la observación del universo han avanzado significativamente con el desarrollo de telescopios terrestres y espaciales. Ahora, un nuevo artículo en arXiv (vía Science Alert) sugiere que el próximo salto en la observación astronómica podría estar en la Luna, con la construcción de un hipertelescopio gigante que parece sacado de la ciencia ficción.

Los autores del artículo proponen un telescopio óptico básico que aproveche el terreno lunar. En lugar de un espejo primario grande, este hipertelescopio utilizaría un conjunto de espejos dispuestos a lo largo del terreno de un cráter lunar.

Un hipertelescopio podría utilizar un conjunto de espejos como espejo primario dispuestos a lo largo del terreno de un cráter. Luego, el grupo de detectores del telescopio podría suspenderse mediante un cable, de manera similar a como se suspendieron los detectores del Observatorio de Arecibo sobre el plato de malla.

La clave está en el tamaño de los espejos

La siguiente imagen es conceptual, pero el diseño tiene un cierto y llamativo parecido con la construcción de la Base Starkiller de Star Wars.

Concepto de radiotelescopio en un cráter lunar
Concepto de radiotelescopio en un cráter lunar (Vladimir Vustyansky)

Dado que los espejos no tendrían que ser grandes, serían mucho más fáciles de construir, y la forma general del cráter significaría que se necesitarían menos “movimientos de tierra” para colocarlos en su lugar.

Una variante de esta idea sería colocar espejos a un lado del cráter y la instrumentación al otro. Esto permitiría una distancia focal muy grande, por lo que el alcance de observación de un telescopio de este tipo sería limitado.

Todas estas ideas se encuentran todavía en sus primeras etapas y hay serios desafíos que deberían superarse más allá de su construcción. Por ejemplo, el polvo se acumularía en los espejos con el tiempo y sería necesario eliminarlo. Aunque la Luna tiene mucha menos actividad sísmica que la Tierra, aún podría afectar la alineación de espejos y detectores. Pero más allá de los retos, está claro que un observatorio lunar es cuestión de tiempo.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último