Espacio

Starliner: Así es la cápsula que se acopló a la Estación Espacial Internacional, mostrada por un astronauta de la NASA

La cápsula Starliner, de Boeing, es mostrada en un video por el astronauta de la NASA, Bob Hines. El viernes se acopló a la Estación Espacial Internacional.

La cápsula Starliner, fabricada por la empresa norteamericana Boeing, se acopló el viernes a la Estación Espacial Internacional, en una misión no tripulada que fue lanzada 24 horas antes. Pero, ¿cómo es por dentro? Bob Hines, un astronauta de la NASA, lo mostró.

Este primer vistazo al interior de la nave espacial CST-100 Starliner de Boeing fue realizado por el “Granjero” Hines, como es conocido, que arribó a la Estación Espacial Internacional a mediados de abril, junto con otros tres astronautas.

“Bienvenida Starliner por primera vez al espacio”, dijo Hines en su video. Dentro de la cápsula se pudo ver, entre otros objetos, a Rosie, un maniquí cargado de sensores diseñado para ayudar a los investigadores a conocer más sobre los efectos del espacio en cualquier tripulante de la nave.

Además de Rosie, arribaron a la estación 230 kilos de suministros y equipos de la NASA, y 136 kilogramos de material de Boeing, según explica la DW. La cápsula mide 5 metros de altura y cuenta con espacio para siete personas.

Starliner llega a la Estación Espacial Internacional luego del fracaso de 2019

El éxito de Starliner llega luego del fracaso de 2019, cuando la cápsula no pudo alcanzar la órbita prevista para llegar a la ISS. El pasado viernes, Bill Nelson, administrador de la NASA, señaló: “A través de la adversidad, nuestros equipos han seguido innovando en beneficio de nuestra nación y de toda la humanidad”, celebrando el arribo del aparato a la ISS.

Una vez se confirme que la nave trabaja sin complicaciones, se aprobará para llevar astronauta hacia la estación desde suelo estadounidense, y viceversa.

Para el viaje de regreso, Starliner traerá a la Tierra 270 kilogramos de carga, que incluyen tres tanques reutilizables del sistema de recarga de oxígeno y nitrógeno para la tripulación de la estación.

Starliner permanecerá en la ISS entre cinco y diez días, antes de regresar a la Tierra en Nuevo México. La NASA y Boeing evaluarán antes de decidir si antes de finales de año habrá alguna misión tripulada con la cápsula.

De acuerdo con la constructora, Starliner cuenta con una “estructura innovadora y sin soldaduras”, ideal para utilizarse en 10 misiones separadas en seis meses. Posee también internet inalámbrico y tecnología de tableta para las interfaces de la tripulación.

Tags

Lo Último


Te recomendamos