Espacio

Así es la enorme red de agujeros negros descubiertos por la NASA, que juntos forman una gran telaraña galáctica

Científicos de la NASA apodaron a esta enorme red de agujeros negros “Spiderweb” debido a que en las imágenes parece una gran telaraña.

En las diferentes observaciones que la NASA realiza a los enormes terrenos de la inmensidad del universo al que pertenecemos, existe una región de numerosos agujeros negros que por su fuerza gravitacional forman una especie de telaraña galáctica.

Los científicos de la NASA miran con diferentes herramientas como el Telescopio Espacial Hubble o el observatorio de rayos X Chandra, con la intención de estudiar a los misteriosos agujeros negros y además saber más sobre lo que ellos mismos califican como un festín de agujeros de gusanos que crece aceleradamente.

En una publicación que realiza la agencia espacial en uno de sus portales, explican que esta red de agujeros negros se ganó el apodo de “Spiderweb”.

No solo la llaman así por la enorme red que forman, sino además porque vista con las dos herramientas mencionadas registra colores naranja, blanco y azul que relacionan con el superhéroe de Marvel, Spider-Man.

Las telarañas tienen la particularidad de ser el escenario de acción de las arañas y el sitio ideal para que estos pequeños animales atrapen a sus presas. Sin embargo, esta enorme red en la que los agujeros negros serían las presas, estos se encuentran muy lejos de ser depredados.

Todo lo contrario, crecen a medida que pasa el tiempo para ensanchar la magnitud de la “Spiderweb”

¿Qué tan lejos está la “Spiderweb” según la NASA?

La “Spiderweb” es conocida bajo el nombre científico de J1140-2629. Está situada a unos 10.600 millones de años luz de distancia de la Tierra. La consideran como una sola galaxia, pero como se encuentra en el medio de un protocúmulo, con su fuerza atrae a otras agrupaciones estelares y está camino a convertirse en un cúmulo de varias galaxias.

Además de Chandra y Hubble, la NASA utilizó datos ópticos del telescopio Subaru en Mauna Kea, en Hawái. Durante ocho días estuvieron observando información en los paneles principales de los gráficos y así poder señalar la presencia de los agujeros negros, gracias a la ausencia de los elementos que se representaban con los colores.

La idea de utilizar varios observatorios fue precisamente para descartar que no se estuviera apreciando algún gas. Entonces, así descartan algunas “manchas” para poder señalar la mayor cantidad posible de agujeros negros.

“La mayoría de las “manchas” que se perciben en la imagen óptica son galaxias del protocúmulo, incluidas 14 que se han detectado en la nueva imagen profunda de Chandra. Estas fuentes de rayos X revelan la presencia de material que está cayendo hacia agujeros negros supermasivos que contienen cientos de millones de veces más masa que el Sol”, reseña la NASA en su informe.

Las 14 fuentes detectadas por Chandra implican que alrededor del 25% de las galaxias más masivas contienen agujeros negros en crecimiento activo. Esto es entre cinco y veinte veces mayor que la fracción encontrada en otras galaxias de edad similar y con aproximadamente el mismo rango de masas.

Lo que más sorprenden a los científicos es el rápido crecimiento en el número de agujeros negros que se están registrando en la lejana región del universo. No hay preocupación de que eso nos pueda afectar. El interés es simplemente comprender el comportamiento de este fenómeno natural que está presente en los centros de cada galaxia, pero que en esta tiene muchísima más fuera que en, por ejemplo, la Vía Láctea,

Tags

Lo Último

Te recomendamos