Entretenimiento

La canción de FlowGPT con la voz de Bad Bunny abre un intenso debate: ¿Quién tiene los derechos de autor de una canción hecha con IA?

Si este tema musical, hecho por la IA estuviese en Spotify y YouTube ¿Quién monetiza por reproducciones?

IA Música

FlowGPT rompió el Internet hace un par de días, al sacar una canción hecha por la Inteligencia Artificial, con las voces de Bad Bunny, Daddy Yankee y Justin Bieber. La colaboración no es descabellada, pero tampoco es real. Un mecanismo de aprendizaje automático hizo casi todo lo que escuchamos en el tema titulado “NostalgIA”.

Este usuario que generó molestia en Bad Bunny, manejado por un chileno, abre un intenso debate social, moral y legal. ¿A quién pertenecen los derechos de autor de este tema, o algún otro hecho por la IA? Aunque FlowGPT no está reclamando nada, él dice haber hecho la letra.

Sin embargo, la voz es la de unos artistas que no autorizaron el uso de sus talentos para este tema. ¿Quién monetizaría por la reproducción de estos contenidos en las plataformas musicales?

Recomendados

La respuesta a esta pregunta depende de la legislación en materia de derechos de autor en el país o región en el que se cree la canción.

Si nos vamos al caso específico de la canción “NostalgIA”, los derechos de autor podrían pertenecer a Bad Bunny, ya que su voz se utiliza en la canción. Sin embargo, si el creador de la canción utilizó la voz de Bad Bunny sin su consentimiento, el artista podría tener derecho a impugnar los derechos de autor. Es decir, el rapero boricua seguiría teniendo los derechos.

Las plataformas de contenido por ahora se están poniendo del lado de los artistas. Sitios como Spotify y YouTube eliminaron el tema. Pero ¿Qué va a pasar si le pedimos a la IA que nos haga una canción con letras como las de Alejandro Sanz, con la voz de Jorge Drexler y un estilo musical como el de Maná? ¿A quién le caerían los derechos de autor?

En principio, tendrían que tomar en consideración estos tres puntos:

  • El grado de participación del artista en la creación de la canción. Si el artista participa en la creación de la canción, por ejemplo, proporcionando ideas o feedback, es más probable que tenga derecho a los derechos de autor.
  • El grado de originalidad de la canción. Si la canción es original y no se basa en el trabajo de otros artistas, es más probable que el artista tenga derecho a los derechos de autor.
  • La legislación en materia de derechos de autor en el país o región en el que se crea la canción. Las leyes de derechos de autor varían de un país a otro, por lo que es importante consultar a un abogado especializado en derechos de autor para obtener asesoramiento específico.

No hay una legislación clara, por lo que claramente el mundo de la música ha cambiado por completo con esta iniciativa. Hace una nueva transición, como cuando las disqueras dejaron de vender los materiales físicos y comenzaron a trabajar con el mundo digital.

Tags

Lo Último


Te recomendamos