Entretenimiento

Dragon Ball: ¿Puede un Guerrero llegar a convertirse en un Supremo Kaiosama?

Entre los supremos y deidades de Dragon Ball, desde el Maestro Karin hasta Zeno Sama, hay quienes se prepararon para llegar y otros nacieron Dioses.

En toda la historia de Dragon Ball existen diferentes figuras representativas de las artes marciales, maestros, Dioses, Supremos y distintas deidades. En algunos casos, un guerrero puede llegar a ingresar en este exclusivo grupo de seres. Mientras que en otros casos se nace con esta fortuna.

En esta reseña vamos a analizar el caso de los Supremos Kaiosamas, conocidos también como Kaioshin. ¿Se puede llegar a ser uno de estos seres con un arduo entrenamiento?

Todos quedamos sorprendidos en Dragon Ball Super, cuando Whis le ofrece a Goku el cargo de Dios de la Destrucción.

Con esto se presumen dos cosas. En primer lugar, que Bills no es eterno y en algún momento puede morir. Y en segundo lugar que, con mucha preparación, un saiyajin como Goku puede ser parte de las deidades de un universo.

De hecho, muchas teorías basadas en lo que está sucediendo en el manga, indican que Vegeta está recorriendo un camino para convertirse en un Dios de la Destrucción.

¿Y los Supremos Kaiosama?

Sin embargo, esa regla pareciera no aplicar para los Supremos Kaioshin. De acuerdo con lo que hemos visto en la serie, estas deidades nacen siendo parte de este grupo selecto. Todos hemos visto que aunque no sean son similares, en cierto modo tienen la misma personalidad y aspecto en la cabellera.

A diferencia de los Dioses de la Destrucción que son diferentes dependiendo del universo al que pertenezcan.

Lo de los Supremos Kaio es similar a lo de los Ángeles como Whis. Este personaje y sus homólogos universales tienen cierto parecido en su anatomía. Integran la misma escuela de formación que los llevó a ese nivel que deberían ocupar por toda la eternidad.

De Zeno Sama y el Sumo Sacerdote, mejor conocido como Dai Shinkan ni hablar. Estas son deidades que se mantendrán en su silla hasta el fin de los tiempos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos