Ciencia

ChatGPT y su Inteligencia Artificial trabajan mejor en estas tres industrias según Sam Altman

Sam Altman se pone sincero y revela cuáles son las tres industrias en donde ChatGPT funciona mejor con su Inteligencia Artificial.

Inteligencia artificial representa una amenaza para la humanidad, coinciden miles de expertos

El popular chatbot potenciado por Inteligencia Artificial, ChatGPT, desarrollado por OpenAI, ha generado gran expectación por su potencial para optimizar tareas en diversos campos, particularmente a lo largo de los últimos meses. Así que el CEO de esta compañía, Sam Altman, se ha convertido en un referente obligado para el sector y ahora el ejecutivo ha destacado recientemente su utilidad en tres sectores específicos de las industrias.

Hace poco revisamos el curioso caso de las dos criptomonedas que ChatGPT predecía como dignas de seguir de cerca y mantener en nuestro radar por su potencial éxito comercial a futuro. Pero en sí esta no sería el área de especialidad o mayor aprovechamiento de la IA.

Durante uno de los más recientes episodios del podcast de Bill Gates, Unconfuse Me, Sam Altman tuvo oportunidad de analizar desde su particular punto de vista el orden, ritmo y enfoque de ChatGPT.

Revelando que para él en concreto hay tres sectores donde sería más útil esta Inteligencia Artificial: codificación, educación y atención médica.

Por qué Sam Altman cree que estos tres sectores son donde mejor se desempeña ChatGPT

De acuerdo con lo señalado por el ejecutivo en el ámbito de la programación, ChatGPT puede actuar como un asistente invaluable para los desarrolladores, acelerando su trabajo hasta tres veces. En sí, el chatbot puede revisar código, escribir casos de prueba, responder preguntas e incluso generar código nuevo. Sin embargo, es crucial recordar que su función es auxiliar, y los programadores deben verificar cuidadosamente su output.

En el campo educativo, ChatGPT abre nuevas posibilidades para la personalización del aprendizaje. Ya que puede ayudar a los profesores a crear planes de estudio y lecciones a la medida de cada estudiante, además de realizar tareas administrativas como seguimiento de asistencia y envío de recordatorios.

De igual forma puede ser un aliado para el aprendizaje de idiomas y para la tutoría personalizada, especialmente en áreas con acceso limitado a profesores.

salón-de-clases

Sin embargo, es importante que estudiantes y educadores sean conscientes de las limitaciones de la IA y no depositen en ella una confianza absoluta y ciega.

En el sector salud por ejemplo, ChatGPT ha logrado superar el examen de licencia médica de EE. UU., aunque aún no está listo para reemplazar la atención médica humana.

Aún así puede ser una herramienta útil para los médicos, funcionando como un asistente digital que les ayuda con tareas administrativas, análisis de investigaciones y resúmenes de historiales médicos. Pero hasta ahí, cualquier cosa más allá sería complicada y hasta riesgosa.

Hoy en día la IA se emplea en la industria farmacéutica para automatizar procesos de investigación y desarrollo de nuevos medicamentos. Pero esa es apenas otra arista apenas en desarrollo con un largo camino por recorrer para perfeccionar su funcionamiento.

Sam Altman

Sam Altman, en el podcast de Gates, enfatiza que la tecnología de IA aún está en sus primeras etapas, y que las herramientas actuales son solo una pequeña muestra de lo que está por venir.

En palabras de Altman, lo de hoy es solo la punta del iceberg. “Lo que estamos viendo ahora es emocionante, pero es importante recordar que esta tecnología está en su infancia y seguirá mejorando rápidamente”.

Incluso llega al grado de afirmar que “estos son los modelos más ‘estúpidos’ que jamás habrá”. Y parece que tiene razón.

Tags

Lo Último


Te recomendamos