Ciencia

Método científico logra detectar el ritmo de envejecimiento en las personas por medio de una ingeniosa sonda

La sonda detecta células en la orina y con sólo una muestra se puede ver el ritmo en el que está envejeciendo una persona.

Olvidar las cosas se vuelve una constante con el envejecimiento.

¿Qué tan rápido nos estamos haciendo viejos? Esa es la pregunta a la que un equipo de científicos españoles encontró la respuesta. Diseñaron una ingeniosa sonda, que inyectan en la sangre y muestra los signos del envejecimiento a través de una simple muestra de orina.

El equipo de científicos españoles forma parte de las universidades Politècnica de València, la Universitat de València, el CIBER y el Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF). La sonda que diseñaron detecta las células senescentes, uno de los principales rasgos que nos informa sobre el ritmo del envejecimiento.

Cuantas más células senescentes hayan más viejos nos estamos haciendo. Estas mismas sustancias de nuestros cuerpos están relacionadas a enfermedades que aparecen durante la vejez.

“El objetivo principal de la senescencia celular es evitar la proliferación de células dañadas que puedan producir cáncer. Sin embargo, cuando el daño persiste, o durante el envejecimiento, las células senescentes tienden a acumularse de manera anómala, lo que afecta las funciones tisulares y acelera el envejecimiento. De ahí, la importancia de desarrollar nuevos sistemas que permitan detectar estas células de manera simple y eficaz”, dijo Ramón Martínez Máñez, subdirector del Instituto Interuniversitario de Investigación de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico (IDM) en la UPV y director científico del CIBER-BBN, según el sitio Insanidad.

La nueva sonda se inyecta en el torrente sanguíneo y se une a una enzima que es abundante en las células senescentes. Cuando la sonda se une a la enzima, se produce una señal fluorescente que puede detectarse en la orina. La intensidad de la señal fluorescente es proporcional al número de células senescentes presentes en el cuerpo.

El gran beneficio de este método es que las biopsias quedarían obsoletas al lado de este tipo de mecanismos, que son no invasivos. Además, la sonda es capaz de detectar cantidades muy leves de células senescentes.

Los científicos hace énfasis en que la sonda se une específicamente a las células senescentes y no a otros organismos del cuerpo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos