Ciencia

Dopaje genético: el método con el que se pueden crear “Súper Humanos” atletas y cambiar la historia del deporte

Organizadores de los próximos Juegos Olímpicos (París 2024) están en alerta por esta peligrosa práctica.

Atletas alto rendimiento

El avance de la ciencia y la tecnología atenta de manera indirecta al deporte de alto rendimiento a nivel mundial. Una nueva modalidad llamada dopaje genético amenaza con influenciar los resultados de los Juegos Olímpicos de París 2024 y los eventos deportivos de un futuro no tan lejano.

La práctica del dopaje existe desde la invención del deporte. La historia registra innumerables casos de atletas consumiendo una sustancia que los ayudó a mejorar su rendimiento durante una competencia.

Con el paso de los años, se han desarrollado medicamentos para mejorar el proceso de recuperación de un músculo, fatiga y para incrementar la resistencia en un deporte.

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) tiene identificadas todas estas sustancias y quienes incurran en esta práctica terminan siendo sometidos a sanciones severas.

Pero ahora aparece un nuevo método que se encarga de modificar directamente la genética de una persona, para mejorar el rendimiento deportivo, que sería muy difícil de detectar por los médicos de la AMA a través de una simple muestra de sangre.

Según reseña Bio Bio, algunas de las técnicas de dopaje genético identificadas son:

  • Terapia génica: Se introduce un gen artificial en el cuerpo del atleta para que produzca una proteína que mejora el rendimiento, como la eritropoyetina (EPO), que aumenta la producción de glóbulos rojos.
  • Modificación del ADN: Se modifica el ADN del atleta para que produzca una versión más eficiente de una proteína natural, como la miostatina, que limita el crecimiento muscular.
  • Edición genética: Se utiliza la técnica CRISPR-Cas9 para editar el ADN del atleta y corregir mutaciones genéticas que podrían afectar su rendimiento.

¿Cómo hacen para detectar a quienes se sometan a estos procedimientos?

Por ahora no hay ninguna técnica 100% efectiva para poder detectar cuando un deportista se haya sometido a un dopaje genético. Sin embargo, la AMA trabaja en varios procedimientos que podrían ser alternativas para encontrar cuando se incurre en esta falta.

El mejor es el pasaporte biológico, un registro de los datos biológicos de un atleta, como su perfil de sangre y orina. Estos datos se puede utilizar para detectar cambios que podrían estar asociados con el dopaje genético.

Con el pasaporte biológico se podrían aplicar otros métodos como el análisis de ARN mensajero, las pruebas proteómicas, los análisis de metabolitos y los estudios de imágenes que detectan cambios en la estructura muscular.

La historia del deporte podría cambiar drásticamente si no se encuentra un método que frene el dopaje genético. Las marcas y récords logrados en el pasado quedarían rezagados al lado de un “Súper Humano” modificado genéticamente para una competencia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos