Ciencia

Inteligencia Artificial es objeto de debate legal en la India por un caso de 1973

La Inteligencia Artificial abre una nueva era de vigilancia y obtención de evidencia biométrica. ¿Pero qué sucede con la privacidad de los ciudadanos?

La Inteligencia Artificial abre una nueva era de vigilancia y obtención de evidencia biométrica. ¿Pero qué sucede con la privacidad de los ciudadanos?

Vivimos un periodo crítico para la historia de la humanidad con la liberación de las plataformas y sistemas basados en el uso de Inteligencia Artificial. Proyectos como ChatGPT o Midjourney son en realidad apenas la punta de un iceberg muy complejo, sobre todo en términos legales y de respeto a los derechos humanos.

Tomemos como punto de partida la cinta de 2002 Minority Report, que nos ilustra una sociedad futurista donde el internet ocupa un papel predominante en la vida de las personas.

Pero en su trama también vemos cómo los sistemas de Inteligencia Artificial han evolucionado a tal grado que el software de vigilancia y reconocimiento biométrico es perfectamente capaz de identificar a cada ciudadano en una fracción de un segundo.

Recomendados

En la película dicha tecnología es aplicada para delinear el perfil de consumo de cada persona a la par que las fuerzas de la ley pueden identificar al instante dónde se encuentra cada sujeto de interés.

¿Pero qué sucede cuando todo ese material de ciencia ficción comienza a volverse real y pone en riesgo la privacidad de los individuos?

Hace dos décadas ese momento lucía remoto, pero ahora con ChatGPT y otras plataformas estamos llegando a este instante histórico donde tenemos que debatir sobre lo que se avecina.

La Inteligencia Artificial y el caso legal de 1973 que podría ser clave para el futuro de nuestra privacidad

El sitio Scroll de la India ha presentado un extenso artículo periodístico donde se plantea este problema sobre la vigilancia, la privacidad, la validez de la obtención de evidencia mediante el uso de la tecnología y el futuro que nos aguarda con los sistemas de Inteligencia Artificial.

Es un tema bastante complejo, que se detona en aquel país a partir de que un Tribunal nacional ha sostenido que las pruebas obtenidas ilegalmente son legalmente admisibles, algo que plantea muchas dudas y escenarios posible al pensar en el futuro de la tecnología de vigilancia con el uso de sistemas de IA.

La reflexión del extenso artículo parte de una situación acontecida inicialmente en 1964, donde un grupo de médicos estaban negociando la mecánica de un soborno a un funcionario del tribunal forense para modificar un informe post mortem y escapar de la responsabilidad por negligencia médica.

Dicha conversación fue grabada por un subcomisionado al intervenir el teléfono y terminó sentando un precedente legal para permitir este tipo de espionaje.

Mismo que se puso en práctica por una década y luego fue impugnado ante la Corte Suprema en el caso RM Malkani contra el Estado de Maharashtra de 1973, cuando se estableció este procedimiento como una escucha telefónica ilegal susceptible de ser excluida de la evidencia.

Hoy en día la tecnología ha avanzado a pasos enormes. No hay teléfonos fijos, ahora hay smartphones, y el desbloqueo por biométricos, ya sea reconocimiento facial o por huella dactilar, es un estándar común.

El gobierno británico prepara su primera cumbre de seguridad de la Inteligencia Artificial para reunir a expertos y establecer líneas claras de acción.

A la par que los sistemas de Inteligencia Artificial son capaces de identificar esos mismos biométricos en cuestión de segundos o hasta emularlos.

Tal situación abre un mar de posibilidades para que las autoridades puedan cometer abusos violando la privacidad de los ciudadanos desbloqueando sus dispositivos mediante el uso de la IA.

Pero ese caso de 1973 por el momento en la India es lo único que los separa de que sea legal a pesar de lo que marcó recientemente el tribunal.

El artículo es bastante largo pero vale la pena leerse para reflexionar sobre el momento histórico que vivimos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos