Ciencia

Estudiante de 17 años desarrolló una Inteligencia Artificial para detectar cazadores furtivos de elefantes

El desarrollo de esta joven se llama ELSA, abreviatura para decir Elephant Survivor. La estudiante apenas está cursando la preparatoria.

La mayor amenaza para la flora y la fauna de nuestro planeta sigue siendo la presencia irresponsable de los humanos. La caza furtiva de animales es una de las causas principales de que existan especies en peligro de extinción.

Movimientos gubernamentales, sociales e independientes se movilizan por las reservas naturales más grandes e importantes del mundo.

Separan localidades, realizan monitoreos y trabajan día y noche para evitar la presencia de cazadores y sin embargo todavía se siguen registrando casos de captura de animales protegidos.

Recomendados

Los elefantes y rinocerontes son quizás de los más buscados por el marfil en sus cuernos. Pero otras especies como los tigres, jaguares, gorilas, otros tipos de primates y hasta cebras sufren las consecuencias de esta práctica que sigue siendo ilegal.

Hay mecanismos que acuden a la tecnología para detectar y capturar a los ejecutores de la caza furtiva. Pero ninguno había mostrado tan elevado nivel de precisión como el desarrollo de una Inteligencia Artificial realizada por una joven estudiante de 17 años.

Inteligencia Artificial para evitar la caza furtiva

El nombre de la responsable de este mecanismo innovador es Anika Puri, estudiante estadounidense de preparatoria. Su Inteligencia Artificial consta de un software que analiza los patrones de movimiento de personas y elefantes con cámaras térmicas.

El programa logra diferenciar la pisada de animales con la de las personas y a través de un sistema de aprendizaje automático emite sus alarmas. Tiene precisión de 91 por ciento, informa el portal Ecoosfera

La iniciativa de esta joven emprendedora apareció mientras caminaba por un mercado popular de la India. Allí vio como se seguía comercializando el marfil y sintió que debía hacer algo.

“Estaba bastante desconcertada porque siempre pensaba: ‘Bueno, la caza furtiva es ilegal, ¿cómo es que realmente sigue siendo un problema tan grande?”, señaló la joven estudiante.

Estudió los sistemas preexistentes, los comparó y ahora quiere sumar esta herramienta que no llega para sustituir, solo quiere mejorar los mecanismos que ya están trabajando.

Tags

Lo Último


Te recomendamos