Ciencia

Estudio: Pacientes infectados con toxoplasmosis se vuelven más atractivos

Los feos estamos curados.

Comparativa de voluntarios. A la izquierda, el infectado con toxoplasmosis, a la derecha el no infectado.

Puede que parezca no tener sentido, pero científicamente lo tiene. Si alguien te parece atractivo o atractiva, a lo mejor esté sufriendo de toxoplasmosis, de acuerdo con un interesante estudio.

El parásito toxoplasma gonddi es uno de los más comúnes y podría estar manipulando las características fenotípicas de sus huéspedes, convirtiéndolos en más atractivos, según la investigación citada en el sitio web de Gizmodo.

El estudio dirigido por Javier Borráz-León, de la Universidad de Turku, en Finlandia, y publicado en PeerJ, determinó que este parásito, que afecta a la mitad de la población mundial, puede volver más atractivos a los humanos para aumentar su éxito reproductivo.

Un estudio de 2011 determinó que este parásito produce algunos cambios en los niveles de testosterona de las ratas macho, que se vuelven sexualmente más atractivas y preferidas como parejas sexuales por las hembras no infectadas. Ahora, los científicos encontraron respuestas al respecto entre los humanos.

El estudio

El equipo de Borráz-León estudió a 35 personas con toxoplasmosis y las comparó con otros 178 voluntarios no infectados, tanto por su atractivo autopercibido, su índice de masa corporal, la simetría de su cara y el número de parejas sexuales, como por el atractivo y la salud percibida por 205 evaluadores independientes, que no sabían quiénes estaban infectados.

Comparativa de voluntarios. A la izquierda, el infectado con toxoplasmosis, a la derecha el no infectado.

En el caso de los hombres, la investigación encontró que los pacientes tenían caras más simétricas, mientras que las mujeres tenían un índice de masa corporal más bajo, así como un mayor atractivo autopercibido y una mayor cantidad de parejas sexuales que los no infectados.

Además, tanto las mujeres como los hombres infectados fueron percibidos como más atractivos que los no infectados por los evaluadores independientes.

Los resultados del estudio sugieren que parásitos de transmisión sexual como el toxoplasma gonddi podrían producir cambios en la apariencia y el comportamiento de un huésped humano.

Tags

Lo Último


Te recomendamos