Ciencia

Científicos del MIT observan por primera vez un planeta que perdió su atmósfera producto de un impacto con asteroide

Nunca se habían obtenido datos de este fenómeno. El choque habría ocurrido hace 200.000 años.

El impacto de asteroides con los planetas es un evento común en cualquier sistema planetario del universo. Sin embargo, cuando los sistemas solares están en desarrollo, se piensa que el choque de rocas inmensas y mundos, son los responsables de formar o eliminar por completo sus atmósferas.

Diferentes teorías afirman que este fenómeno habría ocurrido en Marte. Hasta ahora no hay datos que sean capaces de comprobar que eso mismo haya sucedido. Pero un reciente estudio desarrollado por científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), obtuvo datos de un evento similar en un sistema planetario cercano.

Afirman haber detectado por primera vez un planeta que perdió su atmósfera, debido a un impacto de una roca inmensa, pero más pequeña que el mundo víctima del choque. La investigación explica que estos tipos de choques ocurren en los sistemas solares que se encuentran en plena formación. Estas mismas eventualidades, en ocasiones sirven para que los mundos se fusiones, y miles o millones de años después, se conviertan en habitables.

Reseña el portal del MIT que además de científicos de esta casa de estudios, también participaron astrónomos de la Universidad Nacional de Irlanda en Galway y la Universidad de Cambridge. El sistema planetario orbita una estrella identificada como HD 172555, que tiene aproximadamente unos 23 millones de años de existencia.

Este sistema solar es cercano a la Tierra. Según mediciones astronómicas previas, está a unos 95 años luz de distancia. Los datos que registraron las mediciones del equipo científico, determinaron que la colisión ocurrió entre un planeta de tamaño similar a nuestro mundo y una roca de menor volumen y masa.

Este impacto habría ocurrido hace 200.000 años e incluso se atrevieron a calcular la velocidad a la que ocurrió el choque: unos 10 kilómetros por hora. Este último dato fue crucial para determinar que la colisión no fue lo suficiente como para desaparecer el planeta.

Elementos planetarios del impacto

Para poder sacar estas afirmaciones, los científicos detectaron una elevada presencia de gas. Dicho elemento es uno de los indicadores para asegurar que hubo un impacto que destruyó la atmósfera del planeta. Además, un exceso de polvo alrededor de la estrella, fue un segundo medidor para certificar las conclusiones.

“Esta es la primera vez que detectamos este fenómeno, de una atmósfera protoplanetaria despojada en un impacto gigante. Todos están interesados en observar un impacto gigante porque esperamos que sean comunes, pero no tenemos evidencia en muchos sistemas para ello. Ahora tenemos información adicional sobre estas dinámicas”, sostuvo Tajana Schneiderman, autora principal del estudio y graduada en el Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT.

Tags

Lo Último

Te recomendamos