Ciencia

Registrar altos niveles de presión arterial en los 30 años incrementa un 60% el riesgo de sufrir demencia

A comer con menos sal.

Los altos niveles de presión arterial es uno de los primeros llamados que el cuerpo humano hace cuando hay una enfermedad cardiaca. Los factores que generan este comportamiento del corazón pueden variar. Y las consecuencias que se consiguen con esto, aunque muchas han sido identificadas, siguen apareciendo a través de diferentes estudios científicos.

Tal es el caso de un reciente estudio que realiza un equipo de investigadores internacionales de Australia y China, según lo reseña Daily Mail. Los expertos indican en un informe que altos niveles de presión arterial, cuando el individuo está en sus 30 años, incrementa en un 60 por ciento el riesgo de desarrollar demencia en un futuro.

Estudios previos han comprobado a lo largo de los años que la presión arterial se puede controlar con un simple cambio de hábito en el comportamiento alimenticio y la cotidianidad de las personas. Incluso, cuando la enfermedad avanzó y es irreversible, un fármaco y la modificación antes mencionada, otorgan una vida plena para un paciente que sufre este padecimiento.

Y ahora, con los resultados de este estudio, hay una nueva razón para cambiar los hábitos y mantener una salud plena.

La hipertensión

En la investigación que realizó el equipo de investigación, se analizaron los datos de alrededor de 250 mil británicos. El portal citado informa que sin dar muchos rodeos, los expertos indican que tras revisar a los hipertensos entre 35 y 44 años, encontraron que hay una tendencia del 61% de estas personas de desarrollar “el trastorno de robo de memoria más adelante en la vida”, indicaron.

Explican que el comportamiento vascular, cuando hay hipertensión, afecta al flujo sanguíneo que va hacia el cerebro. Entonces, esto modifica las células de oxígeno y nutriente vitales que alimentan nuestra mente. Los científicos creen que la hipertensión contrae directamente las arterias y acelera el proceso.

“Los resultados de nuestro estudio proporcionan evidencia que sugiere que una edad temprana al inicio de la hipertensión está asociada con la aparición de demencia y, lo que es más importante, esta asociación está respaldada por cambios estructurales en volumen cerebral”, dijo Dr. Xianwen Shang del Hospital Popular Provincial de Guangdong en Guangzhou, China

La buena noticia que los científicos encuentran en este estudio, es que un control adecuado y a tiempo puede revertir la situación. Entonces, una vez más, hacen un llamado hacia la modificación de los hábitos que juegan en contra de la hipertensión.

“Los hallazgos plantean la posibilidad de que una mejor prevención y control de la presión arterial alta en la edad adulta temprana podría ayudar a prevenir la demencia”, añadió.

Es decir, es hora de evitar fumar, comer alimentos ricos en grasas y sal; abandonar el sedentarismo y realizar una actividad física; y por supuesto acudir a un médico (cardiólogo).

Tags

Lo Último

Te recomendamos