Ciencia

Desarrollan dispositivo de estimulación cerebral que ayudaría a tratar la depresión

El diminuto aparato va instalado directamente con cirugía en el cerebro y ya fue testeado en una paciente.

La depresión es un enemigo silencioso que no se debe ignorar una vez que aparece en la mente. Para tratar este trastorno se necesita de un psicólogo cuando los síntomas son leves; y de un psiquiatra cuando la afección es mucho más intensa, debido a que este último profesional está habilitado para recetar medicamentos.

Sin embargo, hay ocasiones en las que un paciente recurre a múltiples profesionales, tratamientos y fármacos que no eliminan su tormento y siente que no avanza. Entonces, para un caso similar a este descrito, han desarrollado un dispositivo de estimulación cerebral que ayudaría a tratar la depresión. El aparato, diminuto, va instalado directamente en el cerebro -obviamente- a través de una cirugía.

El mismo ya fue testeado en una paciente que, según lo reseña The Verge, mejoró drásticamente sus síntomas. “Mi vida diaria se había vuelto tan restringida y empobrecida por la depresión que me sentía torturado cada día”, dijo una mujer de identidad protegida a la que llamaron Sarah, la única paciente en la que ha sido probado el experimento. “Fue como si mi lente sobre el mundo hubiera cambiado”, dijo posterior a los testeos.

Entonces, con el testimonio de Sarah, y las pruebas que expusieron los científicos que están detrás de este proyecto, muchos se preguntaron: ¿En qué consiste este tratamiento para mejorar el padecimiento de quienes sufren el trastorno?

Estimulación cerebral

El método es obra de un equipo científico liderado por la Dra. Katherine Scangos, psiquiatra del Instituto Weill de Neurociencias en la Universidad de California en San Francisco. Explican en su informe que el ensayo usó una técnica de estimulación cerebral profunda.

¿Cómo hicieron eso? Pues instalaron electrodos pequeños en el cerebro y a través de un equipo electrónico envían pequeños impulsos para hacer que regiones reaccionen a estos “llamados”, nada nuevo, hasta ahora, ya que esto se ha usado para otras afecciones cerebrales como la epilepsia y el Parkinson.

Dicho método había sido testeado anteriormente en pacientes con depresión. Sin embargo, los resultados que hacían en varios pacientes eran inconsistentes. ¿Entonces, qué cambio ahora?

The Verge reseña que ahora encontraron que la depresión es causada por circuitos defectuosos en el cerebro. Pero que, según el paciente, esto se puede generar en regiones diferentes. Por lo tanto, tal y como lo hicieron con Sarah, primero se necesita mapear el cerebro cuando el paciente está en el momento más crítico y después atacar con la instalación de los dispositivos para estimular.

Aunque los resultados en Sarah son definitivamente positivos, es tan solo la primera de un largo experimento. “Tenemos mucho trabajo por delante como campo para validar este resultado y ver si realmente es algo que perdurará como opción de tratamiento”, dijo Edward Chang, otro de los autores del estudio.

Además, si se demuestra que este método es efectivo en todos y se aprueba como tratamiento, por ahora seguiría siendo la última opción, pues el dispositivo es realmente costoso. El aparato que usaron en la prueba tiene un valor que se ubica entre los USD $35.000 y 40.000.

El estudio está publicado en la reciente edición de la revista científica Nature Medicine.

Tags

Lo Último

Te recomendamos