Ecología

Encuentran que la especie más pequeña de tiburón se alimenta de grandes depredadores o peces diminutos

Puede comer parte de un tiburón blanco o de una ballena, pero también come crustáceos o calamares.

Un equipo de investigadores quedó sorprendido por el comportamiento alimenticio de la especie más pequeña entre los tiburones. Según las observaciones que hicieron del animal, en su hábitat natural, encontraron que este pez es capaz de comer de todo. Se le conoce como tiburón corta galleras o tollo cigarro (Isistius brasiliensis, por su nombre científico). Y es una de las pocas especies en la que registran que consume animales de la parte superior e inferior en la cadena alimentaria.

El tiburón corta galletas no le teme a nada. Tranquilamente puede ir por un bocado de calamares o crustáceos, o atreverse a pegarle una mordida al temible tiburón blanco. Además, como tampoco le importan los tamaños, incluso sus marcas se han visto en ballenas o focas. Este pequeño depredador no mata, cuando se trata de especies más grandes que ellos, pero si causa un gran dolor.

Daily Mail publica que no crecen mucho más de los 50 centímetros. Sin embargo, su firme musculatura en el mecanismo de la dentadura, hace que la mordida dejen una marca circular. Aparte, que cuando tiene hambre en verdad, arranca un buen trozo de carne.

Este tiburón tiene una nariz recortada, a diferencia de los puntiagudos convencionales. Su forma, tal y como aparece en la foto que está a continuación, es como una especie de cigarro; es por esto que recibe su otro nombre coloquial. En el momento de atacar, primero se adhiere a la piel con sus notorios labios carnosos y luego ejecuta su mandíbula para extraer lo que necesita para alimentarse.

Las marcas de tiburón

A menudo, los científicos encuentran animales con las marcas realizadas por el corta galletas. Entonces pensaron que, comúnmente, sus aspiraciones alimenticias estaban en la parte superior de la cadena. No obstante, la reciente investigación detalló que es mucho más habitual que vayan por especies más pequeñas para comer.

«Resulta que todas estas picaduras que vemos en mamíferos marinos y peces deportivos y comerciales más grandes, constituyen una cantidad relativamente menor de su dieta», especificó el líder de la investigación, Aaron Carlisle, de la Universidad de Delaware.

«Estos animales ocupan un papel ecológico único en los océanos del mundo. No hay muchos animales que hagan algo como esto. Se alimentan de todo, desde los depredadores más grandes y duros, como tiburones blancos, orcas, todo lo que puedas imaginar, hasta las criaturas más pequeñas», añadió, según el Daily Mail.

Investigaciones previas han encontrado marcas de mordeduras de estos peces en: focas, peces espadas, leones marinos, tortugas laúd, ballenas e incluso, tiburones blancos. Pero además, en el 2019 se registró un ataque a nadadores que practicaban para disputar competencias de aguas abiertas, en Hawái.

No obstante, lo más sorprendente de todo fue que un grupo de submarinos encontraron las mismas marcas de mordeduras en los cables eléctricos que viajan debajo del mar. ¿Queda alguna duda que comen de todo?

Tags

Lo Último


Te recomendamos