Estudios

El MIT trabaja en una píldora que sustituya las inyecciones proteicas en pacientes de cáncer

La píldora aún se encuentra a prueba.

Los anticuerpos monoclonales son proteínas del sistema inmunitario que sirven para la lucha contra el cáncer. Esta forma de terapia es dolorosa para el paciente, ya que debe hacerse con inyecciones.

Un equipo del MIT trabaja en pasar de las inyecciones a una píldora que llevará el medicamento directamente al estómago.

Con el Instituto de Tecnología de Massachusetts trabajan, además, científicos del Hospital Brigham and Women’s y el Novo Nordisk. La alternativa aún se encuentra en sus primeras pruebas, necesitando mayor apoyo para su desarrollo.

El beneficio de la píldora para los pacientes

Giovanni Traverso, gastroenterólogo en el Brihgam and Women’s y profesor en el MIT, es uno de los científicos que está al frente de la investigación.

“Si podemos hacer que sea más fácil para los pacientes tomar su medicamento, entonces es más probable que lo tomen”, razona Traverso. “Los proveedores de atención médica serán más propensos a adoptar terapias que se sabe que son efectivas”.

Pero no solo podrían usar la píldora del MIT para administrar anticuerpos monoclonales, sino también insulina y epinefrina.

¿Cómo funciona?

La cápsula contendrá hasta 4 miligramos de medicamentos líquidos, que de esta forma llegarán más rápidamente al torrente sanguíneo. El diseño de la píldora ayuda a que apunte al estómago, en lugar de las partes posteriores del tracto digestivo: posee una especie de aguja de inyección y un embolo para que el líquido salga.

Cuando la cápsula está en el estómago, el ambiente húmedo hace que se disuelva, empujando la aguja hacia el revestimiento del estómago.

“La administración de anticuerpos monoclonales por vía oral es uno de los mayores desafíos que enfrentamos en el campo de la ciencia de la administración de medicamentos”, indica Traverso.

“Desde una perspectiva de ingeniería, la capacidad de administrar anticuerpos monoclonales a niveles significativos realmente transforma la forma en que comenzamos a pensar en el manejo de estas afecciones”.

Las pruebas en animales han sido efectivas

Hasta ahora, las pruebas se han realizado en cerdos, administrándoseles un anticuerpo monoclonal denominado Adalimumab. El medicamento se usa para trastornos autoinmunes como la enfermedad inflamatoria intestinal y la artritis reumatoide.

Ultik Rahbek, vicepresidente de Novo Nordisk, explicó lo que significa para su compañía la labor.

“La investigación y el desarrollo en curso de este enfoque significan que varios medicamentos que actualmente solo se pueden administrar a través de inyecciones parenterales (vías no orales) podrían administrarse por vía oral en el futuro. Nuestro objetivo es llevar el dispositivo a ensayos clínicos lo antes posible”, señala.

Los detalles sobre la píldora se publicaron en la revista especializada Nature Biotechnology.

Tags

Lo Último


Te recomendamos