Entretenimiento

Evangelion: 3.0+1.0 Thrice Upon a Time es un final salvaje para 25 años de historia [FW Opinión]

Evangelion: 3.0+1.0 Thrice Upon a Time: un final salvaje para 26 años de historia [FW Opinión]

SIN SPOILERS: vimos por fin Evangelion: 3.0+1.0 Thrice Upon a Time, el esperado final de esta saga de culto y tenemos mucho qué opinar.

¿Cómo conocieron Evangelion? Esa es, un poco, una pregunta necesaria. Un punto de partida ineludible sobre cómo llegó esta saga a sus vidas; ya que en buena medida también ese contexto es el que habría marcado su relación con estos personajes.

Todo para llegar a este punto de ahora, donde esta historia ha llegado por fin a su desenlace. Con todo lo que eso puede implicar para cada uno de nosotros.

Quien escribe las presentes líneas conoció Evangelion por allá de 1996, en un viejo casete VHS. Una copia de una copia de una copia que podía conseguirse en la entonces incipiente comunidad otaku latina.

Se trataba de los primeros tres episodios, encimados entre sí y en algún punto grabados directamente del canal de TV japonesa. No había subtítulos, mucho menos doblaje, sólo la animación directa, las voces originales y la trama vista a su nivel más básico, sin tener una idea concreta de los parlamentos.

Aún así, los primeros 60 minutos de Evangelion me volaron la cabeza.

El camino al Rebuild de Evangelion y su sorpresa final

Con el paso de los años y el desarrollo de la tecnología se volvió tremendamente sencillo y accesible consumir nuevo anime y algunos títulos clásicos. En 1998 incluso ya era posible conseguir episodios de Evangelion con subtítulos en inglés y hasta algunos fansubs en español.

Para esa altura el anime de Hideaki Anno ya se había convertido en un título complejo pero de culto. Donde poder conseguir una copia de The End of Evangelion, el final canónico de todo (en aquel entonces), era complicado pero no imposible.

La experiencia de ver la cinta luego de la travesía de los 26 episodios original hasta la fecha sigue siendo tan épica que lucía como un logro insuperable. Pero Anno tenía más cosas por decir.

Casi una década después, en 2007, se estrenó la primera película de lo que en aquel entonces se conocía como el Rebuild de Evangelion. Esa primera cinta, con el subtítulo de 1.0 You Are (Not) Alone, parecía un recuento en Alta Definición del anime original con los episodios resumidos.

Pero si habían estado poniendo atención a todo el lore de esta franquicia, entre el manga, los videojuegos, las revisitas a los episodios originales y algunas líneas de diálogo en la cinta era posible sospechar que algo raro estaba pasando.

Cada nuevo producto de la saga, solo apuntaba a robustecer una teoría que sonaba tan ambiciosa como descabellada: las cintas del rebuild no eran un remake, ni una versión alterna, ni una reinterpretación, tal vez ni siquiera parte de un multiverso…

Un final que habla de superar las cosas

La tercera cinta de esta tetralogía, Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo, se estrenó en 2012, hace casi una década. Dejando enormes dudas flotando y plantando más semillas que apuntaban a confirmar las teorías más descabelladas sobre qué era exactamente esta serie de películas.

Por lo que fue tiempo más que suficiente para que YouTube y otras plataformas se plagaran videoensayos, textos kilométricos y explicaciones que estudiaban cuidadosamente cómo todo: mangas, anime, películas originales, rebuild, juegos de rol, crossovers y videojuegos tenían una relación entre sí.

Eso sin contar los análisis sobre los matices llenos de complejidades filosóficas y argumentales en su historia. Este video de Wisecrack, con subtítulos en español, marca una panorama general sobre esas capas en la serie original:

Es así como en marzo de 2021 Japón vivió un momento especial para la historia del anime. Y ahora América Latina se ha unido gracias a un estreno regional en plataforma de streaming mediante Amazon Prime Video.

Un final bestial

Con sus dos horas y 25 minutos, la cuarta y ¿última? película de Evangelion: 3.0+1.0 Thrice Upon a Time, logra lo que parecía imposible, inconcebible: superar un desenlace que ya parecía impecable, reventando de paso toda idea previa que teníamos sobre todo lo anterior.

Algo que no se había visto desde que David Lynch cerró la resurrección de Twin Peaks, con una pequeña gran diferencia: al final de este recorrido todo tenía un sentido tan claro como emotivo y doloroso.

Hablar del (nuevo) final de Evangelion sin spoilers es una tarea casi imposible. Sobre todo con respecto a la última mitad de la película, donde milagrosamente todo interconecta.

Así que es necesario ser honestos. Evangelion: 3.0+1.01 Thrice Upon a Time es una de las mejores películas del año, tal vez de la década (en anime). Está destinada a volverse algo de culto tan grande como la saga original. Puede ser igual una producción que marque un antes y un después para la industria del anime.

Pero disfrutarla en su magnitud real exige, por lo menos, ver los 26 episodios del anime, todas las 6 películas, los 14 tomos del manga de Yoshiyuki Sadamoto y más de 25 años de lore. Eso es media vida consagrada a este universo. Demasiado para un espectador casual.

Así que resultará una experiencia problemática para algunos. Particularmente entre quienes no han seguido el rastro de este misterio por fin resuelto. Donde al final la conclusión sigue siendo simple y demoledora.

Todos crecimos como audiencia a la par que Evangelion. Esta historia que reinventó el género del mecha en 1995 inició como producto de una crisis existencial de un joven brillante.

Y ahora el Rebuild representa el cierre de otro grito, de una expresión artística en tono de reflexión desquiciada que nace y concluye a partir de una profunda depresión casi suicida detonada tras envejecer atrapado en el mismo ciclo de acciones y expectativas.

Tal vez por ello los últimos 3 minutos de Evangelion son tan bestiales, emotivos, contundentes, entrañables y conmovedores. Producen una sensación de alivio, de dejar por fin atrás un gran peso que se llevaba encima.

La escena final se siente como el cierre de un ciclo. Como el acto valiente de resolver el pasado y asumirse como adulto.

De eso están hechas las historias que realmente trascienden.

Tags

Lo Último


Te recomendamos