Ciencia

Comer más vegetales es saludable a cualquier edad

No importa si tienes 20, 40 o más años, nunca es tarde para alimentarte mejor

“Come tus vegetales” es algo que seguramente oíste decir a tu madre, tu abuela, o tu padre mientras crecías. Quizá incluso ya se lo hayas dicho a algún niño pequeño que exista en tu vida.

Una de las justificaciones más comunes que nos dan los adultos, cuando somos pequeños para que comamos nuestros vegetales cuando somos pequeños, es que si no, no vamos a crecer.

Pero entonces podría parecer que una vez que crecimos, esa influencia “mágica” de los vegetales en nuestra vida se acaba.

Sin embargo, también cuando somos adultos sabemos que comer bien, nos proporciona los nutrientes que necesitamos toda la vida.

Vitaminas y minerales para algo más que crecer

Los seres humanos comemos porque lo necesitamos, porque somos organismos heterótrofos que no pueden producir su propio alimento.

Si fuéramos plantas, no tendríamos que preocuparnos en lo que vamos a comer todos los días: un poco de agua, luz solar y ¡listo!, el menú está servido: la fotosíntesis se encargaría de producir los carbohidratos para tener energía.

Pero no podemos hacer fotosíntesis, así que tenemos que obtener los carbohidratos y otros nutrientes de la comida.

Mucho de lo que comemos se usa para suplir el gasto energético de nuestro organismo, pero otra buena parte reconstruye tejidos y colabora en ciertas funciones.

Por ejemplo, los micronutrientes como vitaminas y minerales, contenidos en los vegetales, aunque están en pequeñas cantidades, cumplen funciones bioquímicas muy importantes.

Algunos minerales como el hierro, que está contenido en vegetales de hoja verde, como las espinacas, se integran en otras moléculas como el grupo hemo, que transporta el oxígeno en la sangre. 

Por otro lado, las vitaminas, como la C, contenida en los cítricos, pueden tener diferentes funciones, y tener propiedades antioxidantes.

Así que sin duda los alimentos de origen vegetal, siempre deberían ser parte de nuestra dieta.

Vegetales para toda la vida

Un estudio reciente, realizado por la American Heart Association, indica que una dieta basada en plantas: muchos vegetales de hoja verde y también frutas, tiene un impacto positivo en la salud cardiovascular de las personas jóvenes.

En la investigación participaron casi 5000 voluntarios a los que se les dio un seguimiento durante 32 años.

Al iniciar el estudio todos eran adultos muy jóvenes: tenían entre 18-30 años de edad. Y aunque todos sabían que eran parte de esta investigación a largo plazo, no les dieron indicaciones sobre qué alimentos comer o evitar.

Con esto se pudo dar un seguimiento a la dieta real que llevaban, la cuál debían compartir en entrevistas detalladas que tenían con los responsables del estudio.

La conclusión es que los participantes que consumían más vegetales habitualmente, desde su juventud, tuvieron menos riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares en la mediana edad.

Estos resultados son muy buenos, pero quizá podrían desanimar a las personas que tienen más de 30 años, pues podrían considerar que es demasiado tarde para hacer algo por su salud. Pero afortunadamente no lo es.

Otro estudio realizado también por la misma asociación, muestra que si eres mayor, los vegetales siguen siendo buenos para ti.

Una investigación similar, muestra resultados alentadores para personas mayores también.

Este otro estudio siguió durante 24 años, los hábitos de alimentación de más de 120 mil mujeres posmenopáusicas, y se concluyó que quienes tenían una dieta con alto contenido de vegetales también tuvieron menos riesgo de infartos o accidentes cerebrovasculares.

Aún así podrías pensar que si no eres mujer o no estás en la posmenopausia, esto no aplica a ti, pero la verdad es que en el fondo sabes que deberías seguir haciendo caso a tu mamá y terminar tus vegetales a la hora de la comida.

Tags

Lo Último


Te recomendamos