Estudios

De la flexibilidad a la rigidez: científicos convierten en realidad la capa de Batman

De la ciencia ficción a la realidad.

Científicos de Caltech, el Jet Lab de la NASA y la NTU Singapore crearon un material que pasa de la flexibilidad a la rigidez, muy parecido a lo que es la capa de Batman en Batman Begins (2005).

El material puede ser utilizado en un futuro como un tejido inteligente para exoesqueletos, o un puente desplegable que puede desenrollarse y endurecerse.

Una de sus creadoras es la profesora de Ingeniería Mecánica y Física Aplicada de Caltech, Chiara Daraio. Ella explicó, en un comunicado de la universidad norteamericana, cómo llegaron al nacimiento del material.

El camino al tejido inteligente, la capa de Batman

“Queríamos hacer materiales que puedan cambiar la rigidez con el uso”, apunta. “La meta era crear un tejido que pasara de ser suave y plegable a rígido y portable de una manera controlable”.

“(Para ello) probamos una serie de partículas para ver cuáles ofrecían flexibilidad y rigidez ajustable, y las que solo se atascaban bajo un tipo de estrés tendían a funcionar mal”.

Los científicos diseñaron una serie de configuraciones de partículas enlazadas, desde anillos hasta cubos y octaedros de enlace, que se asemejan a dos pirámides conectadas en la base. Estos materiales se imprimieron en 3D de polímeros, incluso metales.

“Nuestro trabajo proporciona rutas hacia tejidos ligeros, sintonizables y adaptables, con aplicaciones potenciales en exoesqueletos portátiles, arquitecturas hápticas y soportes médicos reconfigurables”.

Aplicaron luego una tensión exterior, comprimiendo las telas con una cámara de vacío. Entre las pruebas, realizaron una dejando caer un peso para controlar la interferencia del material: soportó una carga de 1.5 kilogramos, más de 50 veces el peso de las telas.

El paso de la ligereza a la rigidez con un simple movimiento

Habla Yifan Wang, otro de los miembros del equipo de Caltech.

“Estos tejidos tienen aplicaciones potenciales en equipos portátiles inteligentes”, señala. “Cuando no están rígidos, son ligeros, compatibles y cómodos de usar; después de la transición de interferencia, se convierten en una capa de apoyo y protección en el cuerpo del usuario”.

La profesora Daraio lo compara con cables como los cordones de una sudadera con capucha.

Interviene José E. Andrade, también perteneciente al equipo. “Es como tener una cuerda que puede llevar cargas compresivas. La capacidad de simular un comportamiento tan complejo abre la puerta a un diseño estructural y un rendimiento extraordinario”.

La investigación se publicó en la revista especializada Nature, con el nombre “Tejidos estructurados con propiedades mecánicas sintonizables”. Además de Daraio, Wang y Andrade trabajaron Douglas Hofmann y Liuchi Li.

Quizás, más temprano que tarde, la visión de Batman lanzándose al vacío con su capa y convirtiéndola en un planeador se haga realidad. Y, evidentemente, más allá: un material proporcionando mejor calidad de vida para las personas que lo necesiten.

Tags

Lo Último


Te recomendamos