Ciencia

Fabrican un atún robótico que imita exactamente todos los movimientos del pez real y explican la intención de su creación

Aunque el resultado fue realmente sorprendente, es apenas un primer prototipo del verdadero atún robótico.

Un equipo de científicos de la Universidad de Virginia fabricaron el primer atún robótico que imita casi la totalidad de los movimientos del pez real. Este pequeño dispositivo, que mide unas cortas 14 pulgadas, logra nadar a una velocidad aproximada de 2.4 km/h. Y lo hace gracias a que los expertos hicieron que mueva su cola a la misma velocidad que el animal en su naturaleza; es decir, unas siete veces por segundo.

Los colegas de Popular Science reseñan que los expertos se detienen para analizar la característica particular del movimiento de la cola. Hacer que partes robóticas se muevan con dicha velocidad no es fácil. Se trata de una máquina que se tensa y relaja, sin romperse, para manejarse a distintas velocidades. Entonces, el mecanismo fabricado por los científicos hace que, a pesar de alcanzar grandiosas velocidades para su tamaño, mantenga intacta su energía.

Fabricaciones como el atún robótico no son cosa nueva en la ciencia o ingeniería. A lo largo del planeta hay múltiples científicos trabajando en proyectos similares. Sin embargo, los responsables de fabricar el atún robótico afirman que su trabajo se separa del resto.

«Somos diferentes porque estudiamos la física (de los peces reales) en lugar de simplemente imitar la forma o el esquema para construir algo como un pez robot real», expresa Qiang Zhong, principal autor de esta fabricación y figura académica de la Universidad de Virginia.

¿Para qué fabrican un atún robótico?

Muchos se preguntarán la intención de los científicos para fabricar un atún robótico o cualquier otro animal marino de forma mecánica. Pues la realidad es que hay varias implicaciones. En primer lugar, los líderes de este proyecto sostienen que intentan comprender el comportamiento de los peces que transitan en numerosos cardúmenes. Pero además, también quieren tener un dispositivo que se acerque sin ahuyentar al grupo de escurridizos.

«La investigación que realizamos es para tratar de comprender la teoría de la proporción de peces. No solo estamos construyendo algo que es como un pez, es más como si quisiéramos inspirarnos en los peces y entender lo que está sucediendo aquí y poner este sistema en lo que queramos», explicó el mismo Qiang Zhong.

De igual manera, la fabricación de un atún robóticos podría fijar un punto de partida para la creación de otro tipo de animales, incluso terrestres. La característica dela cola que se puede tensar o relajar es realmente una tecnología avanzada que puede ser de amplio uso en el campo.

Y lo más sorprendente de todo es que este no es el dispositivo final. Tan solo fue un primer prototipo que salió muy bien y sin dudas se mejorará en en un futuro inmediato.

Tags

Lo Último


Te recomendamos