Ciencia

Ingenieros trabajan en un proyecto que sería capaz de convertir a cualquier edificio en una batería

La clave se encuentra en el material más común en la mayoría de los edificios: el cemento.

El mundo tecnológico se mantiene en la constante búsqueda de un elemento primordial para aumentar la productividad de sus dispositivos: la energía. Además de los aparatos convencionales como celulares, tablets o computadoras portátiles, hay nuevas adhesiones como la de los autos eléctricos. Una vez que terminen de dominar el mercado, se van necesitar puertos de carga por todas las grandes ciudades. Entonces, aparece un proyecto de un grupo de ingenieros de una casa de estudios sueca, con el que serían capaces de convertir a cualquier edificio en una enerome estructura que funciona como una batería.

Los ingenieros a cargo de esta innovación pertenecen a la Universidad Tecnológica de Chalmers. Y, según lo publica Slash Gear, desarrollaron un concepto de batería recargable a base de cemento, material primordial en la mayoría de los edificios en las grandes urbes del mundo. Por lo tanto, con la idea de los ingenieros suecos, el material sería capaz de convertirse en un gran bloque de almacenamiento de energía.

Tal y como lo expresa el portal citado, el concepto de los investigadores implica una mezcla a base de cemento que contenga pequeñas cantidades de fibras de carbono. Entonces, con este proceso añadido podrían aumentar la conductividad del material. De igual forma, dentro de la mezcla del hormigón hay una malla de fibra de carbono recubierta de metal con hierro. Esto sirve como impulsor del ánodo y níquel para el cátodo.

Explican los científicos que basan su investigación en proyectos anteriores que intentaron hacer lo mismo. Sin embargo, ninguno de los precedentes logró un rendimiento alto de energía. Pero la clave de este nuevo proyecto fue idear un método diferente para producir el electrodo.

Un edificio como conductor de energía

Con la intención de producir mejor el electrodo se les ocurrió la idea de crear un sistema recargable utilizando un elemento nunca antes explorado. Se trata de usar la base del cemento como densidad de energía promedio. Dicho material es de siete vatios por metro cuadrado, «que es aproximadamente diez veces mejor que la que pueden producir las baterías de concreto anteriores», explicaron en Slash Gear.

No obstante, contar con siete vatios por metro cuadrado sigue siendo bajo si se compara con baterías comerciales. Pero es un principio para comenzar a utilizar al mismo edificio como estructura autosustentable en ciertos aspectos. El volumen sería n punto muy a favor y así, el mismo gigante de cemento se podría iluminar solo. Otro de los ejemplo es que sería capaz de ofrecer áreas de carga para batería de pequeños dispositivos como celulares o tablets.

Por ahora es un proyecto que apenas comienza a dar sus primeros pasos. Falta mucho para que en un futuro haya un edificio autosustentable en energía. Sin embargo, este es un paso muy gigante en el que ya se comienza a ver cómo una posibilidad. Un edificio que genere energía a través de su cemento, hace recordar al proyecto en el que los autos eléctricos, en un futuro, podrían cargarse mientras circulan, a través de paneles en las carreteras.

Una idea que toma forma

Científicos estadounidenses quieren que los autos eléctricos se carguen de forma inalámbrica. Y que además, ejecuten el proceso sin la necesidad de que el vehículo detenga su marcha. Entonces, para lograrlo, en principio, necesitan instalar paneles en la carretera.

“Imaginen que simplemente pueda cambiar de carril y conducir sobre bandas de carga especiales incrustadas en la carretera”, señala la casa de estudios en una nota de su portal. La visión es obra de Khurram Afridi, profesor asociado de ingeniería eléctrica e informática en la Facultad de Ingeniería, en Cornell.

Tags

Lo Último


Te recomendamos