logo
 /
Espacio 07/05/2021

China dice que su cohete fuera de control causaría “muy pocos daños”

Aún no se sabe dónde caerán los restos…

China perdió el control de un cohete Long March 5B que caerá desde el espacio sobre la Tierra este fin de semana, pero las autoridades consideran que causaría “muy pocos daños”.

El cohete, de 21 toneladas, no tiene un punto específico de caída sobre nuestro planeta.

Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, habló sobre el caso este viernes.

“La probabilidad de que este proceso (de reentrada descontrolada a la Tierra) cause daños en la superficie es extremadamente baja”, afirmó Wenbin, citado por Reuters.

El Global Times de China, página cercana al gobierno, indicó que los restos del cohete caerían sobre aguas internacionales. “No vale la pena entrar en pánico”, escribió el tabloide publicado por el oficialista People’s Daily.

Wang Yanan, editor de la revista Aerospace Knowledge, citado por el Global Times, apuntó: “La mayoría de los escombros se quemarán durante el reingreso… dejando solo una porción muy pequeña que puede caer al suelo”.

“Potencialmente aterrizará en áreas alejadas de las actividades humanas o en el océano”, añadió Yanan.

¿Cómo perdió China el control de su cohete?  

El cohete Long March 5B fue lanzado el 29 de abril desde el Centro de Lanzamiento Espacial de Wenchang, en la isla china de Hainan. Llevaba el módulo no tripulado Tianhe, que formará parte de una estación espacial china.

Luego de dejar en órbita el Tianhe, la agencia espacial china perdió el control del cohete.

El Comando Espacial de Estados Unidos señala que el reingreso a la Tierra se daría este sábado, 8 de mayo. No obstante, su ubicación “no puede ser identificada hasta dentro de las horas posteriores a su reentrada”.

Mientras, la organización Space-Track apunta que la caída ocurrirá entre el sábado a las 14:00 horas y el domingo a las 8:00 horas, siempre del Meridiano de Greenwich.

Conocido por los astrónomos como 2021-035B, el aparato viaja a 6.4 kilómetros por segundo, lo suficientemente rápido como para dar la vuelta a la Tierra en menos de dos horas.

“Potencialmente, esto no es bueno”, afirmó Jonathan McDowell, astrónomo del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica. “La última vez que (los chinos) lanzaron un cohete Long March 5B terminaron con grandes barras largas de metal volando por el cielo y dañando varios edificios en Costa de Marfil”.

“La mayor parte se quemó, pero había estas enormes piezas de metal que golpearon el suelo. Tenemos mucha suerte de que nadie resultó herido”.

Cuando el cohete entre a la atmósfera, lo más seguro es que se rompa en pedazos. No obstante, siempre es peligroso que un aparato de 21 toneladas se destruya sin dirección desconocida.

¿Dónde podría caer? Es una lotería…

McDowell habla de una latitud entre el sur de Chile y Nueva Zelanda, y entre Madrid y Nueva York como punto de caída de los escombros del Long March 5B. Todas son probabilidades, siguiendo la ruta del descontrolado aparato.

Cohete Long March 5B

Space News recordó que el mayor incidente que ha ocurrido con un retorno descontrolado ocurrió en 1979, con el Skylab de 76 toneladas de la NASA. ¿Dónde cayeron sus restos? En el océano Índico y en Australia Occidental.

China se defiende, y en palabras del experto aeroespacial Song Zhongping: “Es otra exageración de la llamada ‘amenaza espacial china’ adoptada por algunas fuerzas occidentales”. Lo cierto es que no es la primera vez que ocurre, y posiblemente tampoco sea la última.