logo
Estudios 21/04/2021

¿Los humanos habrían escapado de un T-Rex? Un estudio reveló la velocidad a la que caminaban estos dinosaurios

No hagan un Jurassic Park.

Hace aproximadamente 64 millones de años ocurrió uno de esos eventos que cambian para siempre la vida de un planeta. Un cuerpo rocoso se estrelló contra la Tierra y exterminó a la raza dominante del viejo mundo: los dinosaurios. En consecuencia, siempre tendremos la duda de qué habría pasado si este evento no hubiese sucedido. ¿Existiría la vida tal y como la conocemos? ¿Habríamos convivido humanos y dinosaurios? De haber sucedido ¿Cómo haríamos para escapar del temido, carnívoro y peligroso T-Rex?

Por suerte si hay algo que caracteriza a la raza humana, es que es inteligente y curiosa. Por lo tanto, cada interrogante que se mete en la cabeza, intenta responderla por todos los medios. Y fue precisamente lo que hicieron unos investigadores de una institución de los Países Bajos. Los expertos realizaron el análisis de la cola de los fósiles de un T-Rex y lograron calcular la velocidad promedio a la que podían circular. ¡Spoiler Alert! podíamos escapar. Eso sí, el que tropezaba no la contaba.

Según los análisis de los científicos de los Países Bajos, reseñados en el Daily Mail, el tiranosaurio caminaba a unos 4.6 kilómetros por hora. Detallan que el promedio de caminata de estos animales bípedos, era muy similar en velocidad al de un elefante, los caballos y los mismos humanos. Por lo tanto, nuestras chances des escapar habrían sido muy buenas.

Los análisis de los investigadores se centraron en estudiar la cola de Trix. Este es un espécimen que encontraron en Montana, en el 2013. Los excavadores hallaron en su momento el esqueleto completo del T-Rex y calcularon que en vida pesó aproximadamente seis toneladas y midió 13 metros.

El análisis del T-Rex

Hay estudios previos en los que ya se había medido la velocidad que alcanzaban los dinosaurios. Sin embargo, lo que separa a esta investigación del resto, es que los científicos se dedicaron a medir la velocidad favorita del T-Rex, es decir, con la que se sentía más cómodo.

El estudio que logró calcular la velocidad favorita del temible tiranosaurio, fue obra de Pasha van Bijlert, estudiante de maestría en VU Amsterdam y anatomista en Museum Naturalis, detalló Daily Mail.

“Parece que T-Rex no caminaba muy rápido. Solo hay que mirar la cola para comprender lo importante que es para caminar. No hay ningún animal vivo que use su cola de la misma manera. Toda la extremidad, según nuestra reconstrucción, casi 1.000 kilos, era en realidad solo una masa sostenida por una goma elástica”, sostuvo Pasha van Bijlert en referencia a la forma de caminar del tiranosaurio.