logo
El satélite TESS fue lanzado en abril de 2018 para rastrear planetas. / NASA
Ciencia 30/03/2021

El TESS de la NASA superó su cuota y ya ha identificado al menos 2.200 potenciales exoplanetas

Desde su salida hacia la órbita de la Tierra, había un sector de la comunidad científica que no le tenía fe al TESS.

Cuándo los astrónomos y científicos buscan exoplanetas lo hacen con dos objetivos generales. El primero es encontrar en los rincones más alejados del universo un mundo que sea similar al nuestro. Esto explicaría el origen de la Tierra y quizás representaría una alternativa a nuestro hogar. Lo otro es quizás encontrar respuestas a por qué hasta ahora somos la única población civilizada conocida. Entonces, para ello hay destinado un proyecto conocido por todos que se llama Satélite de Estudio de Exoplanetas en Tránsito (TESS). Mismo que recientemente sobrepasó la cuota que le habían puesto para esta fecha.

El TESS de la NASA fue creado para buscar exoplanetas y eso ha hecho desde su lanzamiento en abril del 2018, es decir hace aproximadamente tres años. Reseña el portal Engadget que originalmente se esperaba que después de dos años llevara unos 1.600 planetas descubiertos. Sin embargo, con su tiempo fuera de la atmósfera de la Tierra, ya acumula 2.200 potenciales planetas registrados.

Se dice que son potenciales planetas, debido a que sus sondeos tienen una imagen muy amplia ya que abarcan regiones estelares inmensas. En detalle, el TESS observa una zona en donde se ubican aproximadamente unas 200.000 estrellas masivas como el Sol. Entonces, debe verificar que en cada una de ellas exista o no algunos mundos orbitándolas. Para el tiempo que lleva en el espacio lleva un ritmo muy bueno. No obstante, sigue muy lejos de lo que en realidad se espera de él: que descubra unos 20.000 nuevos mundos.

Los exoplanetas que ha descubierto TESS

De estos 2.200 aproximados que ha descubierto, las agencias espaciales solo han confirmado 120. TESS envía los datos, los astrónomos los procesan y después determinan si merece ser observado con otras herramientas para confirmar. Cuestiones como la masa, algunos componentes de la atmósfera, datos sobre la superficie y la estrella masiva que orbitan, son algunas de las características que esta sonda registra para los investigadores.

Entre los más recientes hallazgos de TESS se encuentran tres nuevos exoplanetas en la corriente de Piscis-Eridanus. Estos tres mundos son calientes y más grandes que nuestra Tierra. Pero una de las cosas más resaltantes es la estrella masiva que están orbitando. Explican los científicos que rodean a una versión mucho más joven de nuestro Sol. Por lo tanto, es una puerta gigantesca para investigar la evolución de las atmósferas en el universo.

 Los datos son tan impresionantes que los científicos determinaron que este sol tiene menos del 3% de la edad del nuestro. Es muy pronto para que los científicos determinen si los exoplanetas son habitables. De hecho, por ahora la investigación no aborda dichos temas. Sí, en cambio, quieren entender la manera en que evolucionan los sistemas solares. Entender como un planeta llega a ser habitable es la gran pregunta que se hacen los astrónomos desde el nacimiento del cosmos.

¿Hay planetas habitables?

Desde el 2018 que se conocieron sus objetivos todos quieren una respuesta a la pregunta del millón de dólares: ¿Hay planetas habitables? Probablemente sí, pero todavía no se conoce a ciencia cierta. El trabajo del TESS se va a ver muy beneficiado con el lanzamiento del Telescopio Espacial James Webb. Gracias a este nuevo observatorio en la órbita de la Tierra, se podrán combinar los datos que entregue la sonda y que el nuevo lente eche una mirada hacia el territorio marcado.