logo
Vitamina D / Vitamina D /
Ciencia 28/10/2020

Coronavirus: 8 de cada 10 pacientes hospitalizados carecen de vitamina D

La insuficiencia de Vitamina D entre pacientes internados por Coronavirus Covid-19 se habría convertido en el síntoma más reciente descubierto.

El camino para comprender los síntomas y causas del Coronavirus Covid-19 ha sido complejísimo durante todos estos meses.

Pero poco a poco parece que se va avanzando en el hallazgo de nuevos datos que pueden ayudar a combatir mejor al SARS-CoV-2.

Desde hace algunas semanas se hablaba de la potencial importancia de la vitamina D y ahora parece que se confirma gracias a un nuevo estudio.

80% de internados tiene insuficiencia de vitamina D

Un estudio publicado en la más reciente edición del Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism revela que más del 82% de los pacientes por Covid-19 tendrían un problema de deficiencia de vitamina D. Afectando esto de manera más frecuente a los hombres.

Para llegar a esta conclusión se estudió el caso de 216 pacientes internados por Coronavirus Covid-19 en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de la ciudad española de Santander.

Pastillas

El tratamiento con vitamina D debe recomendarse en pacientes con Covid-19 con niveles bajos de vitamina D circulando en la sangre, ya que este enfoque podría tener efectos beneficiosos tanto en el sistema musculoesquelético como en el inmunológico.

Un enfoque es identificar y tratar la deficiencia de vitamina D, especialmente en personas de alto riesgo, como ancianos, pacientes con comorbilidades y residentes de hogares de ancianos, que son la principal población objetivo del Covid-19.

Son las conclusiones del doctor José Hernández, de la Universidad de Cantabria, uno de los principales autores del estudio.

La vitamina D promueve la retención y absorción de calcio y fósforo, principalmente en los huesos. Se origina en los riñones y afecta directamente al sistema inmunológico.

Demasiada vitamina D puede ocasionar un efecto contrario al extraer el calcio de los huesos para mandarlo al corazón o los pulmones.

Como siempre la recomendación es no automedicarse y siempre consultar antes con un profesional.