Un perro robot “olfatea” al coronavirus a casi dos metros de distancia

Un perro robot “olfatea” al coronavirus a casi dos metros de distancia

El perro robot creado por la compañía Boston Dynamics percibe los síntomas del coronavirus. Ha estado a prueba en dos hospitales de Massachusetts.

Un perro robot creado por Boston Dynamics “olfatea” los síntomas del coronavirus a casi dos metros de distancia. Estuvo a prueba en dos hospitales de Massachusetts, Estados Unidos, y podría evitar que los médicos entren en la habitación del paciente.

Su nombre es Spot, y ya lo hemos visto realizando otras funciones, como la de pastorear ovejas.

¿Cómo trabaja el perro robot en su versión médica? Gracias a una cámara infrarroja mide la temperatura del paciente. Con ella filtra diferentes longitudes de onda de luz para medir el pulso y la saturación de oxígeno en la sangre.

La finalidad es asegurar que los trabajadores sanitarios mantengan una distancia segura de los pacientes posiblemente infectados del coronavirus.

De acuerdo con el Daily Mail, hasta ahora Spot solo ha sido utilizado con personas sanas en el Hospital Brigham and Women’s y la Escuela de Medicina de Harvard.

El próximo paso será probarlo en el entorno de una sala de emergencias.

 

Así funciona Spot, el perro robot que rastrea el coronavirus

Inicialmente se utilizó como un iPad andante, gracias a una tableta que se montó en “su rostro” para que los médicos hablaran con los pacientes.

El MIT, que está probando a Spot como asistente médico, desarrolló el VitalCam, que son cuatro cámaras colocadas en el robot.

Spot, el perro robot que rastrea el coronavirus

Con ellas puede medir la frecuencia del pulso, la temperatura y otros diagnósticos a casi dos metros de distancia.

Gracias a una cámara infrarroja puede medir la temperatura y la frecuencia respiratoria. Mientras, con otras tres se filtran longitudes de onda de luz para el pulso y el oxígeno en la sangre.

Spot, el perro robot que rastrea el coronavirus

“En robótica, uno de nuestros objetivos es la automatización y la tecnología para prevenir en trabajos peligrosos”. La frase es de Henwei Huang, estudiante de postgrado del MIT que trabaja en el proyecto.

“Pensamos que debería ser posible utilizar un robot para sacar al trabajador sanitario del riesgo de exponerse directamente al paciente”, agregó.