Todo parece cierto: la NASA reveló que la Vía Láctea y la galaxia Andrómeda están colisionando

Todo parece cierto: la NASA reveló que la Vía Láctea y la galaxia Andrómeda están colisionando

A través del telescopio Hubble de la NASA se puede observar el choque del halo de la galaxia Andrómeda con el de la Vía Láctea.

Lo que debía suceder está pasando: la galaxia Andrómeda y la Vía Láctea están comenzando a colisionar. La NASA realizó el anuncio, gracias a las observaciones a través del telescopio Hubble.

El halo de Andrómeda, que se extiende 1.3 millones de años luz de nuestra galaxia, se acerca cada vez más y más.

Samantha Berek, investigadora de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut, lo explicó en un comunicado.

Galaxia Andromeda, imagen de la NASA

“Comprender los enormes halos de gas que rodean a las galaxias es inmensamente importante”, expresó. “Este depósito de gas contienen combustible para la futura formación de estrellas dentro de la galaxia. Está lleno de pistas sobre el pasado y la futura evolución de ella”.

Nicolas Lehner, de la Universidad de Notre Dame, amplió el hallazgo.

“La concha interior que se extiende a medio millón de años luz es mucho más compleja y dinámica”, afirmó. “El exterior es más suave y caliente. Esta diferencia es un resultado probable del impacto de la actividad de la supernova en el disco de la galaxia. Esto afecta más directamente al halo interno”.

 

¿Cuándo ocurrirá la colisión total entre las galaxias, según la NASA?

La galaxia de Andrómeda, o M31, comprende un billón de estrellas y se compara en tamaño a nuestra Vía Láctea.

El estudio es clave en el llamado proyecto AMIGA (siglas en inglés de Mapa de Absorción de Gas Ionizado en Andrómeda). Se realizó con el telescopio Hubble, al examinar la luz de 43 cuásares, núcleos de galaxias activas alimentadas por agujeros negros. Los cuásares se encuentran dispersos detrás del halo.

Señala la NASA que, debido a que vivimos dentro de la Vía Láctea, los científicos no pueden analizar con facilidad el halo de ella. No obstante, consideran que debe ser similar al de Andrómeda.

Tarde o temprano terminarán chocando completamente, fusionándose para formar una galaxia elíptica gigante.

¿Cuándo sucederá esto? Probablemente dentro de 4 mil millones de años.

“Esto es innovador para capturar la complejidad de un halo de galaxia más allá de nuestra propia Vía Láctea”, afirmó Lehner.