La Luna no es tan blanca como la ves desde la Tierra, estos son sus colores reales

La Luna no es tan blanca como la ves desde la Tierra, estos son sus colores reales

El fotógrafo Andrew McCarthy sacó miles de fotos de la Luna y editó más de una docena en una sola imagen: el resultado es asombroso.

La blancura de la Luna no es total, salvo en nuestra visión. Los colores reales se encuentran ocultos en el reflejo de la luz solar.

Andrew McCarthy es fotógrafo experto en Astronomía. El norteamericano realizó una edición magnífica de más de una docena imágenes entre las miles que ha sacado del satélite.

La muestra es una auténtica belleza.

 

¿Cuáles son los verdaderos colores del satélite?

De acuerdo con McCarthy, “la coloración de la Luna es muy sutil. Al hacer miles de fotos he podido tomar las partes de cada una de ellas donde se resaltan esos cambios de color”.

“Los saturé con Photoshop para que podamos apreciarlos y eliminé el reflejo de luz”, explicó el fotógrafo estadounidense en su cuenta de Instagram.

 

Los colores de la Luna, de acuerdo con la edición de McCarthy

 

Cada color muestra la presencia de minerales en el satélite. “El azul significa que hay mucho titanio, y el naranja, que hay poco”, resaltó McCarthy.

Recordemos que el satélite se formó hace 4.500 millones de años, producto de un choque de la Tierra con otro planeta. Esta es la teoría más aceptada sobre su formación.

Su núcleo es rico en hierro, con un manto y una corteza de minerales hechos de magnesio, oxígeno y silicio.

 

Otras imágenes de la Luna tomadas por McCarthy

McCarthy también sacó otras ediciones de sus imágenes de la Luna con resultados sorprendentes, por el detalle de su textura.

 

La textura de la Luna en otra edición de McCarthy

 

En su cuenta de Instagram cosmic_background hay más trabajos que ha realizado sobre Astronomía. Cuenta con 266 mil seguidores, y ha publicado 341 posts sobre el satélite terrestre y otros planetas.

También cuenta con imágenes de otros eventos astronómicos, como lluvias de meteoritos o cometas.

Aunque no es un fotógrafo profesional, la labor de McCarthy es estupenda, como puede verse. Saca sus imágenes desde el patio de su casa en Sacramento, California, desde hace unos cuatro años. Son espectaculares.