Zuckerberg expresó su preocupación a Trump por su retórica frente a las protestas

Zuckerberg expresó su preocupación a Trump por su retórica frente a las protestas

Una conversación telefónica entre el presidente Trump y el CEO de Facebook, Zuckerberg, ocurrió tras el famoso tuit "cuando comienzan los saqueos, comienza el tiroteo".

Las protestas en Estados Unidos tras el asesinato de un ciudadano afroamericano a manos de la Policía de Minneapolis continúan encendidas.

Sin embargo, el manejo de la crisis por parte del presidente Donald Trump ha sido controversial.

Sobre todo en redes sociales: su famoso tuit de “cuando comienzan los saqueos, comienza el tiroteo” generó opiniones contrarias.

 

Zuckerberg expuso su punto

Una de ellas fue la de Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, que la expresó a Trump durante una llamada telefónica.

El portal Axios manifestó que el presidente norteamericano llamó a Zuckerberg el viernes.

Donald Trump

Twitter había castigado el tuit de Trump por “glorificar la violencia”.

Facebook entró en escena, contactando a la Casa Blanca para urgirlos “a hacer un cambio”.

Trump le devolvió la llamada a Zuckerberg, y el jefe de Facebook le expresó su preocupación por la retórica, sin referirse a alguna recomendación específica.

 

Facebook, distanciado de Twitter sobre el trato a Trump

La conversación entre Trump y Zuckerberg llega luego que el presidente firmara una orden ejecutiva para remover alguna de las protecciones legales a las redes sociales.

Facebook no se alinea con Twitter en cuanto a la presión a Trump.

Pero reconoce también que el discurso del presidente no ha ayudado en la crisis.

 

Justicia por George Floyd

George Floyd, un afroamericano de 46 años, fue detenido por la policía por intentar utilizar un billete falso.

Un policía de Minneapolis, Derek Chauvin, lo esposó y lo colocó en el piso, inmovilizándolo con la rodilla sobre su cuello.

Floyd falleció por esta situación, lo que generó la indignación de miles de personas en Minnesota.

Estados Unidos ha visto como las protestas y los saqueos se han extendido a varias ciudades, incluyendo Washington DC.