Científicos de varios observatorios rastrearon un extraño fenómeno que proviene de la vía láctea

Científicos de varios observatorios rastrearon un extraño fenómeno que proviene de la vía láctea

Los expertos piensan que existe la posibilidad de conocer el origen de una señal que fue descubierta en 2007 y que dura milisegundos, por lo que su estudio se hace casi imposible.

Pensemos que la ciencia ha avanzado un montón los últimos 60 años en cuanto al estudio del espacio se refiere. Sin embargo quizás no conocemos ni el 1% de los secretos que esconce nuestro Sistema Solar. Mucho menos sabemos lo que hay más allá de la vía láctea. En efecto, desde el 2007, se descubrieron las ráfagas rápidas de radio (FRB pos sus siglas en inglés). Este es definido por los científicos como un fenómeno astrofísico de gran energía, del cual se desconoce su origen, pues solo dura pocos milisegundos.

Debido a su corta duración, a los científicos se les complica su estudio. Es casi imposible determinar su origen. Pasaron 13 años desde su descubrimiento y entre las conclusiones que han logrado sacar respecto a ellos es que emiten una energía descomunal. Su radiación electromagnética es equivalente a la de 500 Soles. Las FRB que han sido detectadas provienen desde otras galaxias, pero su punto de origen es desconocido.

Recientemente ocurrió un evento que pudiera determinar este tipo de señales. El pasado 28 de abril, un observatorio canadiense logró detectar una señal con proporciones de energía parecidas a las que emiten las FRB. ¿Qué hay de distintas en estas? que ocurrieron en nuestro propio Sistema Solar. Las señales captadas por el telescopio CHIME provienen del magnetar SGR 1935+2154.

Explica el portal Mundo Sputnik que el magnetar es una estrella de neutrones que emite altas cantidades de rayos X y rayos gamma. La fuerza que lograron captar el 28 de abril es parecida a las de la FRB. Sin embargo las anteriores no captaban ni rayos X ni gamma. Los científicos explican que quizás si los emiten, pero a tal distancia es imposible determinar su presencia.

Teorías que todavía no están confirmadas

Quienes están a cargo de estas exploraciones decidieron no llegar a conclusiones tan rápido. Sin embargo hay una potencial posibilidad de que los magnetares sean quienes producen las FRB. Esto confirmaría que en otras galaxias existen estas estrellas de neutrones. Es decir que si a 30.000 años luz nosotros podemos detectar estas energías, en el otro costado también se reciben nuestros relámpagos.

Ahora la mirada está puesta sobre el SGR 1935+2154. El propósito es confirmar si el magnetar es quien emite las FRB, de esta manera conocerlas más, para descubrir todos sus componentes.

Ilustración de las FRB