Compañía Made In Space prepara al primer satélite construido por autofabricación

Compañía Made In Space prepara al primer satélite construido por autofabricación

La compañía pretende construir satélites mediante impresoras 3D lo cual podría ofrecer diversas ventajas con respecto a como se hace en la actualidad.

Una compañía llamada Made in Space pretende desarrollar un sistema en base a impresoras 3D para buscar con esto construir los satélites del futuro directamente en el espacio.

Con este desarrollo, la empresa quiere dar un salto gigante en la temática relacionada con la exploración espacial, implementando un sistema con el que se pueda construir la próxima generación de satélites con un método de "auto fabricación".

Según la visión de la compañía, lograr este objetivo ofrecería muchos objetivos al corto o largo plazo, ya que con esto se bajarían los costos de producción y además se podría ahorrar volumen de materia prima cuando se construyen este tipo de objetos de gran capacidad.

Compañía Made In Space prepara al primer satélite construido por autofabricación

Compañía de satélites impresos

En la actualidad, existen impresoras de esta compañía ubicadas en la propia Estación Espacial Internacional, y ya llevan más de 5 meses creando cosas en el mismo lugar "Hace cinco años atrás, fabricar en el espacio era solo un sueño, ahora eso ya no es así". declaró Andrew Rush, cofundador y CEO de la compañía.

Made in Space ha asegurado que en la actualidad ya están preparados para comenzar a realizar impresiones más complejas, ensamblar y aplicar las operaciones robóticas desde el propio espacio, permitiendoles acceder a toda una nueva tecnología de posibilidades.

Compañía Made In Space prepara al primer satélite construido por autofabricación

Sin embargo, hay que aclarar que no todo el satélite va a ser impreso en el espacio, porque lo que la compañía propone es que alguna parte de su desarrollo se haga en Tierra y el resto del ensamblaje se puede concluir en la propia estación espacial, teniendo las piezas faltantes ya construidas gracias a las impresoras ubicadas en la ISS.

Por ahora la empresa Made in Space ha recibido USD $73.7 millones por parte de la NASA para que comience a fabricar dos alas de paneles solares de diez metros de largo, con lo que se pretende remplazar los actuales pequeños que son menos eficientes y más sofisticados.

Finalmente, esta idea todavía es un proyecto a largo plazo pero la NASA ya le ha entregado toda su confianza a la empresa Made in Space, quienes en un futuro cercano también pretenden desarrollar el ambicioso "Proyecto Rama", el cual es un plan para construir naves espaciales en base ha asteroides.