La Vía Láctea no es tan plana como creíamos y esta sorprendente simulación nos lo demuestra

La Vía Láctea no es tan plana como creíamos y esta sorprendente simulación nos lo demuestra

Hasta ahora gracias a los cálcilos de los científicos, nos podíamos imaginar a la Vía Láctea como una espiral aplanada, pero parece que no es así.

Las imágenes que hemos visto toda la vida sobre la Vía Láctea probablemente nos han dado una idea errónea sobre nuestro vecindario cósmico. Sabemos que es una espiral, sí, pero también creemos que es tan plana como una tortilla. Es decir, como si todas sus estrellas estuvieran alineadas en un mismo eje. Sin embargo, una investigación reciente nos acaba de desmentir eso.

Fueron seis años que ciertos investigadores de la Universidad de Varsovia se tardaron en hacer las debidas observaciones para tener una de las visualizaciones más precisas existentes sobre la forma de nuestra galaxia. Así, en vez de hacer cálculos basados en suposiciones, optaron por un método un poco más preciso.

Con nuestra tecnología actual, ver la Vía Láctea de forma precisa es imposible. Tan solo hay que pensar cómo trataríamos de averiguar la apariencia exterior de nuestra casa sin salir de ella. Lógicamente, para saberlo solo tendríamos que salir y alejarnos unos metros. Lamentablemente no podemos salir de nuestra galaxia, al menos por ahora. Por lo tanto, las únicas fotografías que hay de ella son tomadas desde el interior.

Que este grupo de astrónomos haya corregido el imaginario que tenemos sobre la Vía Láctea es asombroso. En la simulación que hicieron, se puede ver las agrupaciones de estrellas de toda la galaxia. Planteada como una malla, podemos ver cómo nuestro hogar está doblado hacia arriba en una punta, y abajo en la otra. Mirada desde un lado, la galaxia tiene ligeramente una forma de "S".

Galaxia

Observación directa

¿Pero entonces cómo llegaron a esta conclusión? La respuesta de los científicos son las estrellas variables cefeidas.

Estos cuerpos son estrellas realmente jóvenes que brillan muchísimo más que nuestro sol. Además, cuentan con pulsaciones muy estables. La frecuencia de estas pulsaciones corresponde directamente con lo brillantes que son. Es decir, conociendo la frecuencia sabemos qué tanta luz sale de la estrella. Así, se puede comparar con la cantidad de luz que nos llega. Básicamente, se puede saber qué tanto tarda la luz en viajar por el espacio hasta nuestra posición.

Del tiempo pudieron obtener la distancia a la que se encontraba cada estrella cefeida. Durante los años de investigación se dedicaron a hacer un trazado digital de la posición de todas ellas en la galaxia.

Como resultado está la simulación 3D que estamos viendo. La posición de todas las cefeidas observadas se evidencia en los puntos que abundan en ella.

No se sabe todavía qué causa esta curvatura. De todas formas, es bueno enterarse sobre un dato más sobre el conocimiento del universo.

Vía Láctea