La UNAM busca la manera de enviar 9 robots a la luna en el año 2021

La UNAM busca la manera de enviar 9 robots a la luna en el año 2021

Dentro de un par de años, la UNAM podría estar lanzando nueve robots a la superficie de la luna, aquí te decimos como planean hacerlo.

La UNAM siempre se ha caracterizado por intentar innovar en el área de las ciencias. Por lo que la noticia que te presentamos a continuación, es espectacular.

Fly me to the moon

Este pasado lunes, la UNAM anunció que planea lanzar nueve robots a la superficie de la luna. Estos serán parte de la misión conocida como COLMENA y está siendo desarrollada por el Instituto de Ciencias Nucleares.

Esta misión podría ocurrir alrededor de Julio del año 2021, pero podría cambiar un poco la fecha antes de que llegue. Este se llevará a cabo gracias a una empresa estadounidense de nombre Astrobotic.

Los robots que se lanzarán a la luna serán realmente muy pequeños, con apenas 4 centímetros de alto. Una vez que sean soltados, estos estarían moviéndose hasta encontrarse unos con otros. Se espera que formen un panel solar al formar una especie de colmena en donde trabajaran en conjunto.

Esta misión es también una oportunidad para formar recursos humanos en el sector espacial.

Fue lo que dijo Gustavo Medina, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares.

UNAM Luna

Se dice además que el reto más grande al que se podrían enfrentar es que los robots lleven completos a su destino. Puesto que tendrán que enfrentarse a distintas eventualidades especiales, más que nada a las partículas de alta energía del viento solar.

Curiosamente, para la construcción y diseño general de la misión COLMENA, estuvieron involucrados distintos estudiantes. Los cuales van desde escuelas de educación media hasta estudiantes de doctorado.

Todo se llevará a cabo con tecnología hecha en México, con mucha ayuda de tecnología de lanzamiento estadounidense. Sin duda alguna es una de esas noticias que hacen que quieras que ya llegue el año 2021. Es una misión tan increíblemente buena que podría marcar un antes y un después en la historia de la ciencia espacial mexicana.

Fuente: EFE.