Observa la increíble fotografía de esta estrella cuya erupción ha durado más de 170 años

La toma fue hecha con el Telescopio Espacial Hubble, el cual lleva observando la estrella Eta Carinae desde hace ya 25 años.

Eta Carinae es un sistema estelar que fue descubierto por los astrónomos en 1677. A medida que pasaban los años, los científicos se daban cuenta que su brillo aumentaba paulatinamente. Fue en 1840 cuando un evento hermosamente catastrófico tuvo lugar en ese punto del universo. Desde los 7.500 años luz de distancia de la Tierra, los expertos se dieron cuenta que se había convertido en la segunda estrella más brillante del firmamento. Sin embargo, esto solo duró 10 años, pues el brillo se ha ido perdiendo con el tiempo.

Actualmente es difícil ver la estrella a simple vista. Por eso desde hace 25 años el Telescopio Espacial Hubble se ha dedicado a estudiar este curioso fenómeno. Así, sus datos han ayudado a determinar qué es lo que pasó hace tantos años.

Lo cierto es que el brillo de Eta Carinae se debió a una gran erupción que todavía no ha llegado a su fin en más de 170 años. El estallido provocó que expulsara material de su interior, formando dos gigantescos lóbulos de polvo y gas. Se cree que antes de la expulsión de material, la estrella tenía una masa de 150 soles como el nuestro.

Recientemente el telescopio Hubble hizo una toma a la actual nebulosa con luz ultravioleta. De esta forma los científicos descubrieron concentraciones masivas de magnesio (zonas azules). El resultado fue esta curiosa e increíble imagen que está a continuación:

Estrella erupción

El origen del estallido

Una de las preguntas que surgía era por qué se había dado tal estallido. Se cree que el evento se originó gracias a la interacción de tres estrellas diferentes que se orbitaban mutuamente.

No obstante, en cierto momento una estrella empezó a hincharse debido a su edad. Debido a la cercanía, una segunda estrella comenzó a absorber su material. Dicha interacción terminó alterando la órbita de los tres cuerpos.

Cuando le fue absorbido suficiente material, la primera estrella fue arrojada lejos. Mientras tanto, la tercera estrella se acercó a la segunda y terminaron chocando. La magnitud de la explosión fue colosal, pero no logró destruir al astro que había hecho la absorción. Lo que hizo la explosión fue crear las dos nubes de la nebulosa que observamos en la foto.