Satélites Starlink de SpaceX son visibles de día y los astrónomos están furiosos

Satélites Starlink de SpaceX son visibles de día y los astrónomos están furiosos

Parece que Elon Musk no consideró un pequeño gran detalle: el resto del espacio exterior.

Elon Musk y SpaceX parecían apostar por abrir un nuevo episodio en la historia de las telecomunicaciones, con la instalación de sus satélites Starlink. Diseñados para llevarle conexión de internet a todo el planeta.

Como siempre que hay un cohete Falcon 9 involucrado, había un ligero temor por potenciales explosiones. Pero al final no sucedió nada malo y todo prometía que iría muy bien. Hasta que los astrónomos echaron un vistazo a todo.

Elon Musk muestra cuantos satélites pueden caber en el cohete Falcon 9 de SpaceX

Para Musk la importancia de llevar toda esta cantidad de satélites es para implementar Starlink, sistema que habilitará Internet de forma mundial.

Sucede que el astrónomo aficionado y rastreador de satélites Marco Langbroek subió un video en su blog dedicado; en donde demuestra cómo encontró los 60 satélites de Starlink en hilera. Y no fue tan difícil, ya que era posible observarlos como puntos de luz en el cielo nocturno:

Resulta que los satélites Starlink de SpaceX son 100% visibles al anochecer y al amanecer. De hecho, por la noche son mucho más brillantes. Al parecer por su sistema de energía que utiliza luz solar para mantener operando el aparato.

Esto ha detonado serias críticas por parte de la comunidad internacional de astrónomos. Ya que en esta etapa sólo desplegó 60 satélites. Pero su objetivo final es poner en el espacio más de 12 mil. Lo que haría bastante complicada la labor de observar astros.

Ronald Drimmel, del Observatorio Astrofísico de Turín, en Italia, fue uno de los más molestos; y señaló en entrevista para Forbes que Starlink arruinaría el cielo para todos en el planeta. Y como esa opinión se hicieron oír varias en la red.

Elon Musk no tardó en responder. Primero de manera un tanto defensiva, justificando los beneficios de su proyecto para los que menos tienen. Pero al final terminó cediendo.

El ejecutivo asegura que ya le pidió al equipo de Starlink que encuentre una forma de reducir la reflectividad de sus satélites.

Así que para las próximas pruebas tendrán una nueva meta.