"El derecho a reparar", la polémica nueva ley estadounidense que permite a sus ciudadanos "hackear" sus propios dispositivos

"El derecho a reparar", la polémica nueva ley estadounidense que permite a sus ciudadanos "hackear" sus propios dispositivos

El derecho a reparar implica que cada dueño o técnico pueda acceder al sistema de un equipo y modificarlo para que trabaje adecuadamente.

Hasta hace poco en Estados Unidos era ilegal tratar de reparar ciertos tipos de dispositivos electrónicos si no se hacía a través del servicio técnico de la compañía de la que provenían. Por más que lo hubieras comprado tú, era algo ilegal pues infringías las normativas vigentes sobre derechos de autor.

Esto era algo realmente fastidioso para el usuario final por el tiempo que esto le representaba. Además, se hacía más complicado con compañías como Apple, que se esfuerzan para que nadie sea capaz de modificar los dispositivos, excepto ellos.

Pero esto es algo que acaba de cambiar con una reciente decisión de las autoridades estadounidenses. La US Copyright Office anunció cambios para la Ley de Derechos de Autor de la Era Digital (DMCA) del país. Los cambios implican excepciones en la lista de dispositivos electrónicos que no pueden ser modificados por derechos de autor.

La excepciones son generosas pues incluyen smartphones, tablets, smart TV's, wearables, carros, aparatos para el hogar, etc. Tristemente esto no aplica para objetos como consolas de videojuegos.

¿Pero qué implica esto? Significa que cada usuario puede hacer modificaciones en el firmware de su dispositivo con el fin de que este funcione adecuadamente. Es decir, poder reparar un objeto al permitir la libre modificación de este sin temer por problemas legales. 

Las excepciones a la ley permiten también que los ciudadanos le encarguen a alguien más la reparación de sus equipos. Esto representa un gran cambio para aquellos que se dedicaban a reparar dispositivos, pues tenían que hacerlo casi que en clandestinidad.

"El derecho a reparar", la polémica nueva ley estadounidense que permite a sus ciudadanos hackear sus propios dispositivos

Eso no significa que la tengas fácil…

Si bien los usuarios se pueden sentir alegres por esta decisión, esto no quiere decir las empresas vayan a ceder. Analistas dicen que los sistemas de gestión de derechos digitales de las compañías se harán más estrictos con esta decisión.

La razón de esto es que la ley no obliga a las empresas a hacer sencilla la modificación de sus productos. Simplemente pueden hacer que sus firmware sean más complicados de modificar. Además, pueden restringir la comercialización de partes para que estas no lleguen a manos de privados.

Recordemos el caso reciente de Apple con sus MacBook. Se filtró información que la compañía iba a inutilizar cualquier equipo que pase por un proceso de reparación no oficial. Esto no es nada exagerado: es algo que pueden y seguramente querrán hacer.

¿Te imaginas tener que enviar tu celular a servicio técnico por cualquier falla mínima que tenga? Esperemos que las compañías en general no tomen ese rumbo en un futuro.

"El derecho a reparar", la polémica nueva ley estadounidense que permite a sus ciudadanos hackear sus propios dispositivos