México: científicos descubren red de carreteras mayas mediante sensores láser

México: científicos descubren red de carreteras mayas mediante sensores láser

Basta aplicar un poco de tecnología para conocer qué vías usaban los mayas para trasladarse.

Existen varios misterios sobre la civilización de los mayas que ahora, gracias a la tecnología, pueden ser descubiertos sin mayor complicación.

Basta como ejemplo el caso del niño que usó Google Earth para encontrar una ciudad perdida. Y ahora sale a la luz una interesante investigación mexicana.

Donde un grupo de hombres de ciencia utilizó varios sensores láser para descifrar la "red de carreteras" utilizada por los mayas en su rutina diaria.

Integrantes del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la UNAM, y de la escuela e instituto nacionales de Antropología e Historia (ENAH e INAH), desarrollaron un nuevo mapa digital en un cuadrante de 102 kilómetros. En el asentamiento Dzibanché y los centros de Ichkabal y El Cedral, en el Estado de Quintana Roo.

Ahí aplicaron tecnología de sensores láser LIDAR (Light Detection and Ranging) para penetrar a través de la densidad de bosques y vegetación de la zona, para desenterrar digitalmente los caminos, complejos urbanos y vías de acceso de la zona:

Hemos visualizado la integración del espacio urbano: unidades habitacionales, infraestructura agrícola y de comunicaciones, edificios relacionados con el poder, todo en una sola imagen.

Son las palabras de Gerardo Jiménez Delgado, integrante del IIA y autor de la investigación. Para lograr estos mapas los expertos montaron los sensores LIDAR en un avión y realizaron un vuelo sobre la zona.

Los vuelos de reconocimiento rastrearon más de dos mil millones de punto que se analizaron con un algoritmo; para distinguir entre caminos, zonas de vegetación y redes de transporte asentadas desde hace cientos de años.

Al final, las imágenes obtenidas mostraron claramente la infraestructura urbana de la entidad; con los campos, camellones, albarradas, obras para el almacenamiento de agua y carreteras que rodeaban a la zona.

Los hallazgos de este proyecto y el estudio de los sistemas agrícolas ahora delineados hará posible establecer por qué esa civilización maya permaneció en ese sitio varios siglos.