¿Habrán viajeros del tiempo en el homenaje póstumo a Stephen Hawking?

¿Habrán viajeros del tiempo en el homenaje póstumo a Stephen Hawking?

Al parecer a la ceremonia podrían asistir viajeros del tiempo, pues en la inscripción se admitía el registro hasta de personas que nacerán en 2038.

Una gran conmoción nos dejó el fallecimiento de Stephen Hawking, quien otrora fue la figura de admiración de muchos en el mundo de la ciencia. Tres meses después de su partida, sus cenizas descansarán al lado de genios históricos como Isaac Newton y Charles Darwin. Esto ocurrirá en un homenaje previsto para el 15 de junio en la Abadía de Wensminster. La organización ha sido curiosa, pues al parecer a la ceremonia podían inscribirse incluso viajeros del tiempo.

Esto se debe a que la inscripción del homenaje estaba abierta al público. Eso sí, quien deseara ir tenía que rellenar un formulario con sus datos personales, entre ellos su fecha de nacimiento. Sorpresa fue para muchos cuando se dieron cuenta que podían registrarse personas nacidas entre 1918 y 2038.

En las primeras 24 horas de vigencia más de 12.000 personas de 50 países se habían apuntado al evento. Dicha inscripción finalizó pocos días después, el 15 de mayo. No se sabe aún si alguna de ellas es un viajero del tiempo que en teoría todavía no ha nacido.

Un vocero de la fundación Stephen Hawking se manifestó al respecto:

"No podemos excluir la posibilidad del viaje en el tiempo, ya que no ha sido refutada de manera satisfactoria. Todo es posible hasta que se pruebe lo contrario".

¿Habrán viajeros del tiempo en el homenaje póstumo a Stephen Hawking?

La gran fiesta de Stephen Hawking

Sin duda haber tenido esa amplitud de fechas fue un guiño por la actitud que tuvo Stephen Hawking sobre el tema. Para el astrofísico nunca hubo pruebas suficientes de que el viaje en el tiempo fuera imposible de hacer. De hecho, era tan entusiasta que organizó una fiesta dedicada exclusivamente a personas provenientes del futuro.

El 28 de junio de 2009, Hawking tenía todo listo para la llegada de los viajeros del tiempo: invitaciones, comida, champaña…  Lamentablemente (y como era de esperarse), nadie llegó.

Esto no quebró el optimismo y usual buen humor del científico, quien incluso bromeó con la posibilidad de la llegada de la próxima Miss Universo a través de su puerta. Para Hawking esto no fue más que un experimento sencillo que barajaba una pequeña posibilidad:

Quizás, algún día, alguien viviendo en el futuro va a encontrar la información y usará una máquina del tiempo para venir a mi fiesta, probando que, un día, los viajes en el tiempo serán posibles".

¿Qué tal que sí hubiera llegado una persona del futuro?