Una sola batalla de la temporada final de Game of Thrones se filmó por casi dos meses

Una sola batalla de la temporada final de Game of Thrones se filmó por casi dos meses

Igual demoró menos que George R.R. Martin escribiendo un libro.

La temporada final de Game of Thrones llegará el próximo año y uno de los motivos de que se demore tanto quizás tiene que ver con una batalla cuya filmación demoró 55 días en total.

¿Por qué tomó tanto tiempo? Nadie sabe realmente. Pero uno de los productores de la serie publicó de manera quizás errónea en Instagram una nota de agradecimiento que dice lo siguiente:

Esto es por los Dragones de la Noche.

Por aguantar 55 noches seguidas. Por soportar el frío, la nieve, la lluvia, el barro, la caca de las ovejas de Toome y los vientos de Magheramorne.

Cuando decenas de millones de personas en el mundo vean este episodio de aquí a un año, no sabrán lo duro que trabajaron. No les importará lo cansados que estaban o qué tan difícil es trabajar en temperaturas bajo cero.

Los televidentes solo entenderán que están viendo algo que nunca se había hecho antes.

Y todo gracias a ustedes.

La imagen fue quitada de Instagram por Jonathan Quinlan, he ahí lo "erróneo" de haberla publicado. Afortunadamente, la gente de Watchers on the Wall pudo rescatarla para que todo el mundo la viera.

Imaginen lo que significa grabar una sola escena durante casi dos meses y soportar todo lo mencionado en la nota.

Ojalá que el sueldo pagado a fin de mes justifique los sacrificios.