Tesla investiga accidente fatal de un Model X en piloto automático

Tesla investiga accidente fatal de un Model X en piloto automático

El auto quedó tan dañado que aún no pueden recuperar los registros del computador.

La semana pasada, ocurrió un accidente en Mountain View, California. Un Tesla Model X se estrelló contra una barrera de contención que terminó en un incendio y con el conductor del vehículo fallecido.

Lo grave es que el Model X iba, al momento del choque, con el piloto automático activado.

En el sitio oficial de Tesla, la compañía publicó detalles sobre lo que saben actualmente respecto al accidente. Sin embargo, hasta ahora no han podido extraer los datos de la "caja negra" del vehículo debido al nivel de daño en el vehículo. "Nunca habíamos visto un Model X o cualquier otro auto de Tesla tan destruido".

Según Tesla, la magnitud del accidente tiene que ver con que el atenuador de la barrera que separa los dos carriles de la autopista no estaba presente en el lugar; esto, según ellos, a raíz de un accidente sucedido anteriormente. Y tal como muestra la imagen de abajo, el golpe del Model X fue prácticamente directo contra la estructura de concreto.

Nuestros datos muestran que los usuarios de un Tesla han recorrido la misma zona de la autopista con el piloto automático activado, cerca de 85.000 veces el año 2015 […] Y nunca antes hubo un accidente. Todos los días se realizan más de 200 pasadas en esa parte de la vía.

Sobre el piloto automático, en Tesla aseguran que si bien esta opción nunca se va a impedir que suceda un accidente, sí permite reducir las probabilidades de que algo malo pase. Y como ejemplo está el caso del Tesla en Holanda el año pasado, que aplicó los frenos de emergencia segundos antes de que hubiera un choque metro adelante en la pista:

La compañía espera concluir su investigación una vez recuperados los registros del vehículo. Vale también destacar que a comienzos de 2017, un análisis de una firma independiente del gobierno de Estados Unidos concluyó que el piloto automático y la conducción semiautónoma de los Tesla permitía reducir hasta en un 40% las probabilidades de un accidente.

Como sea, las últimas dos semanas no han sido buenas para la industria de los vehículos autónomos; primero, el accidente del auto de Uber en el que murió una persona y ahora esto.