Review: Blu Pure XR

Review: Blu Pure XR

El mejor de Blu, ¿qué tan bueno es?

Para muchos, Blu es una marca algo desconocida así que bien vale una presentación: se trata de una marca estadounidense con base en Florida que rebreandea teléfonos y los vende a precios algo más convenientes que las marcas tradicionales.

Hace un par de meses, Blu llegó a Chile con varios modelos y entre ellos, el Blu Pure XR, el modelo más avanzado de Blu que es en realidad un equipo de gama media alta que tiene algunas cosas bien interesantes y otras no tanto.

Especificaciones

  • Pantalla: 5.5 pulgadas a 1920 x 1080 pixeles, Super AMOLED y Gorilla Glass 3
  • Procesador: MediaTek Helio P10 de ocho núcleos a 2 GHz
  • RAM: 4 GB
  • Sistema operativo: Android 6.0.1
  • Cámaras: trasera de 16 megapixeles, frontal de 8 megapixeles
  • Almacenamiento: 64 GB
  • Ranura microSD con soporte para hasta 64 GB

Diseño

Estéticamente, el Blu Pure XR no tiene nada pomposo ni demasiado llamativo a simple vista. El teléfono tiene bordes bien rectos, no es muy pesado y podría parecer un Xperia cualquiera.

En general todo se siente bastante firme en el Pure XR y no queda nunca la sensación de que el teléfono se va a romper a la primera caída (no lo tiré al piso ni se me cayó, valga la aclaración). El único detalle feo en cuanto a la construcción del equipo está en los botones físicos: tanto el botón frontal como los laterales estaban sueltos. Consultando con otras personas que utilizaron el equipo, el caso se repetía en varios por lo que me parece que no es cuestión de un solo equipo sino de la partida completa. Y sí, puede parecer un mero detalle pero se trata de botones que se usan de forma constante y definitivamente la sensibilidad no es la mejor.

Casi como si el teléfono se estuviera desarmando o como si esos botones hubiesen sido ensamblados a la rápida.

La pantalla del Blu Pure XR no se ve mal. Los colores se ven vivos y tiene un brillo adecuado incluso en las peores condiciones de luz. Trae también un lector de huellas digitales en el botón home que funciona de manera confiable, pese a que el botón mismo está como suelto.

Rendimiento, ¿se pone lento o no?

Pero lo importante, más incluso que como se ve, es su rendimiento. Y en ese sentido no tengo quejas sobre este equipo, que corre con Android 6.0.1 y que durante semanas de uso no tuvo prácticamente cuelgues ni ninguno de esos problemas que aquejan a Android a medida que se instalan más y más aplicaciones.

El equipo corre fluido casi siempre, pese a esa pequeña capa de personalización que trae de fábrica. En mi caso, tengo como regla instalar Google Now en todo equipo con Android que utilizo y con este no fue la excepción.

Si bien el Pure XR no es un equipo de gama baja, no es poco común que equipos aún más potentes se pongan lentos gracias a la falta de memoria, algo que se acrecienta si existen aplicaciones tipo bloatware, ya sean del fabricante o del operador, que no se pueden quitar.

Lo de Blu es un poco curioso porque las pocas aplicaciones de fábrica “extra” que trae son unas de Amazon que tienen mucho sentido que existan en el mercado estadounidense, pero ninguno en el mercado chileno o latinoamericano. Ahora bien, probablemente la compañía no quiso molestarse en quitarlas pensando en el costo-beneficio de hacerlo, quizás porque no molestan o que se yo.

Pero al igual que en el caso de los botones sueltos, es un detalle que habla del cuidado (o la falta de) a la hora de armar el producto.

¿Qué tal quedan mis fotos?

La cámara saca fotos buenas, siempre considerando su gama. No es ni de lejos la mejor cámara del mercado, pero tampoco es la peor.

Como es de esperarse, todo depende de las condiciones de luz del entorno. De día y con luz natural las fotos en general tienen colores correctos, con un poco de “ruido” pero nada tan terrible que las haga ver mal. De noche obviamente la calidad empeora, pero aún -así a gusto personal- las fotos en entornos complicados como pueden ser panorámicas aéreas de una ciudad o tomas cercanas a media luz son más que aceptables.

El tema de las fotos en general va asociado al precio del equipo. Sabemos bien que ni siquiera los teléfonos de gama alta son infalibles sacando imágenes nocturnas o con poca luz. Al final, todo es cuestión de saber que exigirle al teléfono y en el caso del Pure XR, me parece que la calidad de las imágenes es aceptable para su rango.

Conclusión: Un buen equipo, pero en Chile un poco caro

Una de las gracias de Blu y este modelo en particular es que en su mercado original tiene un precio bastante competitivo. El Pure XR en Chile cuesta CLP $330.000, lo cual suena un poco caro más allá de que se trata de un teléfono con prestaciones bastante buenas en general.

El “problema” viene a la hora de ponerlo lado a lado con equipos de otras marcas que ofrecen rendimientos similares y a precios mejores. Repito: el Pure XR es un buen equipo pero tiene pocas cosas en las que se diferencia de otros modelos como el Moto G4 o el nuevo Idol 4, que pueden llegar a costar bastante menos.

Obviando ese -importante- detalle, el Blu Pure XR es teléfono bastante agradable que no destiñe en nada pero de la misma forma tampoco tiene alguna característica que lo haga resaltar demasiado sobre sus competidores. “Sobrio” sería la mejor palabra para definirlo y si bien no es una mala alternativa pero al que lamentablemente su precio le juega en contra.

De todas formas, hay casos peores. Mucho peores.

Lo bueno:

  • La cámara, de calidad muy aceptable
  • Buena duración de batería
  • Rinde bien, pese a la personalización de Android (Google Now es una obligación)

Lo malo:

  • Los botones están sueltos, ¿qué pasó ahí Blu?
  • El precio: nope. Por CLP $100.000 menos hablamos